Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

"Fuego amigo" en el PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nombramiento de Cayetana Álvarez de Toledo como jefa de gabinete de Acebes ha planteado un dilema en el seno del partido a cuyo servicio se incorpora, dada su condición de periodista

El nombramiento de Cayetana Álvarez de Toledo como jefa de gabinete de Acebes ha planteado un dilema en el seno del partido a cuyo servicio se incorpora, dada su condición de periodista. Hay quien no ve incompatible su nueva tarea política con las colaboraciones en El Mundo y en la COPE, y hay, por contra, quien considera que la conciliación de ambas actividades no es adecuada. Pueden ofrecerse argumentos legítimos y respetables para sostener cualquiera de estas dos opiniones. La que resulta penosa —sobre todo, para el votante— es la opción intermedia expuesta por algunos dirigentes, a quienes no molesta la continuidad de la articulista en el periódico, pero sí la de la contertulia en una cadena «donde es habitual que arremetan contra el líder del partido y contra otros miembros populares». Y esta opción intermedia resulta penosa sobre todo por dos motivos.   El primero, al fin y al cabo menor, es la incongruencia. En efecto, la nueva jefa de gabinete de Acebes participa en el programa de radio dirigido por Jiménez Losantos, uno de los columnistas más leídos de El Mundo, y Pedro J. Ramírez es a su vez compañero de mesa y micrófono de la recién nombrada. Todo son vasos comunicantes. ¿Por qué disociar, pues, ambos medios como si fueran antagónicos? Por otra parte, ya existía un precedente más o menos similar de transposición de líneas que no inquietó tanto a estos críticos de la COPE: Luis Herrero, que fue director de La Mañana, se incorporó a las filas del partido como eurodiputado, y hoy seguimos oyendo su voz y leyendo sus textos indistintamente sin que al parecer se le haya escindido por ello el alma. Al contrario, desde las páginas del periódico pedía hace poco a Federico «más caña», en lo que constituía una alusión —bastante explícita— al alcalde de Madrid y a su estrategia.   El segundo motivo por el que la argumentación aludida resulta penosa es la pusilanimidad que delata. Máxime teniendo en cuenta que las supuestas arremetidas «contra el líder del partido y contra otros miembros populares» se realizan en nombre de los mismos valores que el PP representa. Sería interesante comprobar si esos dirigentes que tanto protestan por la maldad de la COPE sentirían tanta indignación en caso de que la nueva jefa de gabinete de Acebes procediera de la SER —algo nos hace maliciar que no—, donde la palabra linchamiento apenas alcanza a denominar lo que allí se practica con el partido de la derecha. Es necesaria la crítica desde una postura no por afín menos independiente, o viceversa. Pese al gremialismo, los temores o los complejos de algunos, hay ”fuego amigo” que no mata: revitaliza.