Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El Gobierno sale de campaña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ya es conocido el manido recurso que cuando a un Gobierno le van las cosas mal, la conclusión a la que llegan sus responsables es que no se comunica bien lo que se hace. Por supuesto, no hay sitio para la autocrítica; ni se plantea preguntarse las razones de la pérdida de apoyo social; ni el por qué de las críticas, no sólo de los ajenos, sino de los propios. El Gobierno de Zapatero no podía ser ajeno a ese fácil recurso y por eso han programado sacar en los próximos días a todo el Gobierno a la calle, para explicar los logros conseguidos en los veinte meses que llevan en el poder. ¿Sólo veinte meses? se preguntarán algunos; si parece que llevan ya veinte años... Razones tienen para estar preocupados porque en estos veinte meses. Todas las encuestas de intención de voto dan un empate técnico entre el PP y el PSOE, cuando no una ligera ventaja a los primeros. El nivel de confianza de los ciudadanos en Zapatero ha descendido vertiginosamente. Todos los ministros —salvo Maria Teresa Fernández de la Vega, Solbes y Bono- suspenden en su valoración ante la opinión pública. Hay algunos que son unos perfectos desconocidos, e incluso mejor que no aparezcan, porque cada vez que hablan... ¿Quién podría empezar mejor esta campaña explicativa de los logros del Gobierno que Pepiño Blanco?. El actual “número dos” del PSOE se supera cada día en ingenio, en agudeza mental e intelectual. La última ocurrencia de este genio de la política ha sido acusar a Aznar, Rajoy y Acebes de ser “una peña ultra”. Que siga así y que pregunte a su compañero de partido, Cipriano Ciscar, que ocupó su puesto hace unos años, como se acaba. El Gobierno podría aprovechar este esfuerzo explicativo que van a hacer, aparte de para repartir las consabidas dosis de propaganda, para contestar a una serie de preguntas que estoy seguro tienen su interés para los ciudadanos. Las plantearé de forma muy concreta y directa: -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno que gestos está haciendo desde hace unos meses para que ETA declare una tregua?. Si esta llega, ¿qué está dispuesto a negociar Zapatero con los terroristas? -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno de una vez por todas que entiende por nación?. Además de la existencia de la nación española, como dice la Constitución, ¿existen para él más naciones dentro de aquella? -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno por qué prefiere llegar a acuerdos en materia de cohesión territorial con aquellos partidos a los que España les importa un comino, como es el caso de ERC, PNV o BNG, antes que con el principal partido de la oposición que representa a diez millones de españoles’: -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno por qué mantiene en el ejecutivo a un ministro, José Montilla, al que se le ha pillado con el “carrito del helado”, aunque el carrito sea catalán y tenga forma de crédito condonado? -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno por qué se ha empecinado en estos veinte meses en atacar una serie de valores muy arraigados en la sociedad española, como por ejemplo los referidos a la familia o al derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieran para sus hijos, incluida la enseñanza de la religión? -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno por qué se ha empeñado en reabrir heridas del pasado, despreciando el modélico espíritu con el que se hizo, hace veintisiete años, la transición de un régimen dictatorial a uno democrático? -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno por qué no ha condenado todavía actitudes y hechos tan antidemocráticos como las concentraciones ante las sedes del PP el día de la jornada de reflexión o los ataques a un medio de comunicación como la COPE? -¿Puede explicar el Presidente del Gobierno cuales son, en la actualidad nuestros principales aliados internacionales?. ¿Quizás la Cuba del dictador Castro y la Venezuela del sátrapa Hugo Chávez? Soy consciente de que todas las preguntas están dirigidas a Zapatero, pero es que puestos a que sean respondidas, mejor que lo haga el Presidente del Gobierno a que, por equivocación, lo hagan Bono y Moratinos y luego estén una semana atacándose mutuamente. Uno sólo pretende preguntar, no enredar.