Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Un verano con el Gobierno de vacaciones “a plazo fijo”, pasando de inmigración y fuegos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hemos tenido el verano de más inhibición del Ejecutivo que se recuerda en muchos años. Alguna comparecencia, más bien forzada, como la de Rodríguez Zapatero en Galicia, y poco más.

Por fin el Gobierno se ha puesto al timón. Ha sido como si nuestros ministros, con el presidente a la cabeza, se hubieran tomado en serio eso de las vacaciones “a plazo fijo”. Hasta el Consejo de Ministros del día 25, pase lo que pase. ¡Y vaya si lo han cumplido!   Hemos tenido el verano de más inhibición del Ejecutivo que se recuerda en muchos años. Alguna comparecencia, más bien forzada, como la de Rodríguez Zapatero en Galicia, y poco más.   Ha explotado la paciencia de algunas comunidades con el asunto de los inmigrantes que se usan como arma arrojadiza para los gobiernos autónomos no “afines”.   Madrid, Murcia y Valencia se han plantado y quieren decir, basta. Lo que pasa es que ese basta no va a ser nada fácil de conseguir. El ministro del ramo –el de “papeles para todos”- cumplía sus vacaciones a rajatabla.   Es lo mismo que había pasado con los fuegos o con el plante del aeropuerto de El Prat de Barcelona.   Sí, ha valido el verano y la última semana, más concretamente, para que –es un ejemplo- Montilla haya comenzado su campaña para la presidencia de la Generalidad de Cataluña dejándose ver en el Nou Camp y disfrutando del magnífico fútbol del Barça en el Trofeo Joan Gamper o para que se explaye contando su vida familiar y personal en las revistas del papel “couché”.   También ha servido el verano para que –según se dice- el ministro de Justicia intente con todas sus fuerzas que “pase de él el cáliz” de la candidatura para presidir su tierra canaria. Pero ya verán ustedes como la batalla la gana José Blanco, y López Aguilar nos contará aquello de que él, dede pequeñito, lo que queria era ser presidente de las Islas.   Se relentiza el mal llamado proceso de paz con la ETA. No se sabe muy bien por qué las cosas van despacio y no en la línea que profetizaba Rodríguez Zapatero. Lo cierto es que hay menos euforia en el Gobierno, que los etarras se las tienen tiesas y además las manifestaciones se juegan a “pinto pinto gorgorito” y unas se autorizan, no se sabe muy bien por qué razones, y otras no se autorizan tampoco se sabe muy bien en virtud de qué nuevos razonamientos.   En el Partido Popular, algunos dirigentes también de vacaciones, se arreglan –eso parece- las cosas entre Acebes y Piqué y se cierran filas ahora que las circunstancias se pueden enredar en la elección del presidente de Nuevas Generaciones y no precisamente por los jóvenes, sino porque pudiera ocurrir que los menos jóvenes utilizaran la elección, y la batalla electoral interna sirviera para dirimir conflictos de “plantas arriba” en Génova.   Un verano atípico incluso en las desenfadadas fotos de S.A.R la Princesa de Asturias pasando el brazo por los hombros de S.M la Reina, en las fotos de toda la Família Real en Marivent..   Y es que ya ni los torneos varaniegos de fútbol son lo que eran.