Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Ideas ‘ultraconservadoras’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los enemigos de la vida sí pueden ser comisarios de Salud y Política de Consumidores en Europa, pero los enemigos del aborto ni siquiera pueden llamarse europeos. Son 'ultras'.

Al menos así llaman algunos a quienes tienen la osadía de decir no al aborto. Concretamente los 'amantes de la libertad' a quienes otros llamaríamos, pura y simplemente, sectarios.

Tonio Borg es un ex ministro maltés de Asuntos Exteriores que está propuesto para ocupar el cargo de comisario europeo de Salud y Política de Consumidores. Según todos los indicios, es una persona competente técnica y profesionalmente para ocupar ese comisariado. Pero hete aquí que el maltés ha puesto desde siempre al descubierto sus ideas contrarias al aborto, al divorcio y al matrimonio entre personas del mismo sexo y, además, ha cometido la felonía 'ultra' de decir públicamente que no abandonará sus convicciones y, por si esto fuera poco, ha tenido la ocurrencia de afirmar que los derechos del no nacido comienzan en el mismo momento de la concepción. Como es palpable, todo son ideas ultraconservadoras e inadmisibles en alguien que pretende ser comisario de Salud y Política de Consumidores en Europa.

Quienes estigmatizan a Borg por 'ultraconservador' son de lo más ecuánimes, son el reflejo fiel de la balanza y por supuesto nada 'ultras'.

Pero a la vista está que quienes, en uso legítimo de sus derechos, no piensan como los 'ecuánimes', no solamente no tienen cabida en la política sino que además son 'ultras'.

La campaña contra Borg ya está desatada y, lógicamente, algunos medios españoles no podían quedarse atrás y no se han quedado. Se trata no de opinar sobre la idoneidad o no idoneidad de un candidato; de lo que se trata es de estigmatizarle por sus ideas ultraconservadoras en materia de 'salud reproductiva' -que así llaman los ecuánimes al aborto-. Borg es un 'enemigo' del aborto, pero ¡ay! de los que se les ocurra decir que los ecuánimes son enemigos de la vida.

Los enemigos de la vida sí pueden ser comisarios de Salud y Política de Consumidores en Europa, pero los enemigos del aborto ni siquiera pueden llamarse europeos. Son 'ultras'.

Y eso, lo digan o no lo digan los ecuánimes, es sectarismo puro y sin adjetivos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·