Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Jugamos al ‘rescatao’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo del Gobierno ha sido como una especie de juego. Han jugado al ‘rescatao’ con la opinión pública vendiéndonos una burra vieja y con mataduras.

Se jugaba en los patios de los colegios, en los parques y en las calles. Dos bandos se perseguían, se capturaban y los capturados se ponían en fila, pegados a un árbol y había que rescatarlos, tocándoles la mano y gritando: ‘rescatao’.

Algo parecido es lo que ha hecho el Gobierno de España, coordinado por la vicepresidenta De la Vega, pero con menos diplomacia y… con más dólares.

Dejando a salvo las motivaciones del armador y las de las familias que han sufrido en sus carnes las acciones delictivas de unos piratas y que han hecho, con toda lógica, todo lo que estaba en sus manos para rescatar a sus familiares, lo del Gobierno ha sido como una especie de juego. Han jugado al ‘rescatao’ con la opinión pública vendiéndonos, una vez más, una burra vieja y con mataduras.

Todo ha sido fruto de la diplomacia, del trabajo de nuestros representantes en el extranjero. Además, nos han ayudado otras naciones a las que estamos muy agradecidos y, por añadidura, sólo nos ha costado el sueldo y las dietas de los funcionarios del cuerpo diplomático. Todo se ha hecho bien y la sola presencia de la fragata ‘Méndez Núñez’ –casualidad el nombrecito de la honra y de los barcos- ha hecho que los piratas se avinieran a liberar a los secuestrados tan solo mediante una acción diplomática.

Pero, ¿hay alguien que se crea la historia de la vicepresidenta? Pero, ¿hay alguien en el gobierno que se crea que nos creemos la fábula que nos han contado?

Francia, el Reino Unido, Alemania, etc., pasan por los mismos trances y sus diplomáticos apenas intervienen, y si lo hacen, es para llevar presos a París –en el caso francés- a los piratas.

Concretamente los franceses pagaron un rescate, sin mentiras y sin tapujos, y una vez liberados los rehenes, apresaron, sin el menor tipo de miramientos, a los piratas –parece que hubo algún muerto- y tras recuperar el dinero se los llevaron a las cárceles francesas.

Aquí no, aquí somos distintos y nuestra diplomacia –versión Moratinos- ha funcionado a las mil maravillas. Aquí somos distintos y hemos trabajado a fondo y sin descanso para conseguir que los piratas nos devuelvan a nuestros compatriotas del ‘Playa de Bakio’ –versión De la Vega- y además lo hagan ‘gratis et amore’ y con una sonrisa en los labios.

Pues ¡qué contentos tenemos que estar!

·Publicidad·
·Publicidad·