Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

LaOtra y el olor a rancio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ya lo cantaba doña Concha Piquer: "Yo soy la otra, la otra y a nada tengo derecho porque no llevo un anillo con una fecha por dentro..." Y es que el nombrecito de la pretendida segunda cadena de Telemadrid se las trae. Claro que ahora en este país en el que la moralidad está por las nubes gracias a la gestión de don José Luis Rodríguez Zapatero eso de ser "la otra" ya ha cambiado mucho en la consideración social. El caso es que doña Esperanza Aguirre se ha empecinado -con toda la razón- en eso de LaOtra y reivindica para los madrileños lo que tienen otras autonomías. Pero el Ministro Montilla también se ha empecinado en que a LaOtra ni agua, por eso de que no lleva el anillo con la fecha del día en el que el PSOE ganó las elecciones. Y en esas estamos. Y por medio, el Canal de Isabel II, que es el que ha "prestado" sus altillos para que Doña Esperanza coloque la antena, presuntamente ilegal, que ya verán ustedes cómo la culpa de las posibles restricciones de agua en Madrid, la va a tener LaOtra. Y va don "Rafa" Simancas -"Rafa te tengo que dar leña porque si no los de tu partido te quitan", dicen que le dijo doña Esperanza en el reciente debate del estado de la Región- y le dice que es como Luis Candelas y "El Tempranillo" y se tira de los pelos por la transgresión de la Ley que está perpetrando la Presidenta de Madrid. Eso sí es dar "leña". El caso es que vamos a acabar en los tribunales porque al ministro catalán no se le pone en la barretina que Madrid tenga dos canales de televisión. Pero -y esta es la pregunta de la que todos saben la respuesta- el problema ¿es Madrid o el partido que gobierna en Madrid y que, casualmente, es el Partido Popular? Y es que huele a rancio. Dice don José Blanco que todo lo que dicen los señores Rajoy, Zaplana y Acebes huele a rancio. Allá él con su pituitaria pero como razonamiento es cutre, como argumento es pobre y como frase ingeniosa no tiene el menor ingenio. Lo que es rancio es el argumento de la falta de frecuencias en el plan técnico de televisión analógica empleado por el Gobierno. Eso no se lo cree ni el señor Montilla y, en cualquier caso, la denegación va a tener poca virtualidad. Hay batallas en varios frentes y a eso es a lo que se apunta don José Blanco. La ofensiva de dejar "solo al Partido Popular", la campaña de la derecha retrógrada y carca frente a la izquierda progresista y moderna ya está demasiado vista. Señor Blanco, hay que trabajar un poco más para, en los mítines de fin de semana, decir algo nuevo. Porque lo que huele a rancio que apesta es decir que la derecha huele a rancio.