Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Madrid, once de marzo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿De quién eres hijo? ¿No es acaso tu madre mi madre,

que se avergüenza, y nuestro padre se esconde de ti?

¿No soy tu hermano? ¿Qué te ha ocurrido?

¿Por qué no me respetas? Soy como tú,

una persona, es grande mi dignidad de hombre,

hombre, hijo del Creador. También tú

atentas contra mí, hermano mío,

atropellas mi honor, mi pan, mi vida.

Al tratarme así maltratas a nuestra madre.

Me desprecias, hermano, y desprecias

el amor, el auténtico amor de nuestro Padre.

¿Por qué me juzgas y condenas a muerte?

¿Así me ofendes y me quitas la vida?

Padre te llenó las manos de buen trigo,

¿y tu siembras cizaña? ¿De dónde la sacaste,

quién te llevó al horrible saco del odio?

Aún es tiempo, vuelve, antes de que la tiniebla

te convierta en eterna tiniebla.

 

*           *           *

 

Nuestra casa blanca de paz...-¿ya no te acuerdas?-,

adonde nuestro padre espera que regreses

para abrazarte. Y yo me alegraría,

¡me alegraría tanto...!

 

 

NOTA: Publicado en “Poemas para el recuerdo”. Editorial Pre-Textos. Valencia, Junio 2004. 185 páginas. Edición de Eduardo Jordá y José Mateos.