Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Opiniones (o lo que sean) sobre Benedicto XVI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Van a proliferar y a estar presentes en todo el pontificado de Benedicto XVI. Es bueno que estemos preparados para la basura que los de siempre van a verter sobre el nuevo Papa. No podía ser menos. No es que no entiendan. Entienden perfectamente pero buscan coartadas y tenían una cierta esperanza de que un Papa "progresista" les proporcionara esas coartadas morales que necesitan en sus vidas.

 

Pudiera ser que no merezca la pena ni mencionarlos pero es bueno, aunque sea por una sola vez, que se sepa lo que opinan y lo que dicen algunos de los  "teólogos", "expertos" y "pensadores" que pululan por el espectro de los medios de comunicación.

 

Dice Llamazares: "El Espíritu Santo se ha equivocado". Es evidente. El Espíritu Santo debería haber consultado al señor Llamazares.

 

Dice Gala: "Benedicto XVI será aplastado". De su facundia se podía esperar algo nuevo y algo más original. Eso de aplastar al Papa se viene diciendo desde hace veintiún siglos.

 

Dice Miret Magdalena: "Aunque quiera, le va a ser difícil quitarse de encima la imagen de inquisidor". Si lo sabrá el señor Miret Magdalena.

 

Dice Hans Küng: "Ha sido una gran desilusión". ¡Ah! pero usted, ¿se había ilusionado?

 

Dice Iñaki Anasagasti: "Se ha perdido una ocasión de rejuvenecimiento en la Iglesia". ¿Con o sin bisoñé?

 

Dice un "tal pater" en Tele 5: "Una gran desgracia para la Iglesia Católica". Hombre, después de que a usted le llamen "el pater"...

 

Ya basta. Son sólo unas muestras de lo que se dice, y de lo que se va a decir. Dice Umbral que este Papa debería haber escrito en “La Codorniz”. Talento para ello le sobra. Los que no hubieran podido escribir en “La Codorniz” son los que dicen ciertas cosas.

 

Sólo una muestra, porque afortunadamente en España tenemos comentaristas y pensadores que, discrepando de la doctrina católica, tienen la cabeza en su sitio y saben hacer una crítica seria, argumentada y bien intencionada. Con ellos nos quedamos. De los otros vamos a olvidarnos lo antes posible.

·Publicidad·
·Publicidad·