Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Paris descubre la luz del sol de la mano de Sorolla y Sargent

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un recorrido en paralelo por las trayectorias artísticas de Sorolla y Sargent, que se cruzaron en París en 1903, descubre para la ciudad del Sena a los “Pintores de la luz”.

Joaquín Sorolla y John Singer Sargent son los dos artistas que muestran a la llamada “ciudad de la luz” la verdadera luz, la del sol, que tan bien supieron reflejar en sus cuadros.

Tomás Llorens, antiguo conservador jefe del museo Thyssen-Bornemisza, es el comisario general de esta muestra, compuesta de 100 obras procedentes de colecciones privadas y museos del mundo entero. Está presentada como un recorrido paralelo por las trayectorias artísticas de Sorolla y Sargent que se cruzaron en París, en 1903, durante la organización de una exposición en el Salon de la Société de l’Art.

Les oponen su origen social, su educación, y una personalidad muy diferente, pero ambos expresan con fuerza y virtuosismo su gusto por el color y los efectos luminosos, tanto en retratos como en escenas naturalistas.

Los cuadros reunidos en el Petit Palais proceden de más de 50 instituciones diferentes, de coleccionistas privados y museos delmundo entero, entre ellos especialmente el museo Sorolla de Madrid, mientras que el Petit Palais aporta de sus colecciones un óleo y siete dibujos.

La muestra comienza por el principio: una serie de pequeños retratos de familia, amigos y mecenas de Sargent; y una serie de pinturas sociales, relacionadas con el mar y la pesca, de Sorolla. Siguen unos cuadros de Sargent tras sus viajes por España y Venecia; y las escenas de mujeres y niños en la playa de Sorolla. Los dos realizan trabajos murales, Sargent para la Boston Public Library y Sorolla para la Hispanic Society de Nueva York, y los dos dominan el retrato.

Pero la exposición intenta demostrar que los dos artistas alcanzan el apogeo de su pasión y la excelencia pictural en los últimos doce o quince años de su vida y trabajo: Sargent con el dominio de la acuarela y Sorolla con los jardines como fuente de inspiración.