Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Peugeot y las “flexiputas”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Posiblemente el asunto del que les voy a hablar les pueda sonar un poco a chino. Sin embargo, son muchos los blogs y los chats en los que se lleva días comentando el tema. La polémica esta vez ha saltado con motivo del audio de la última campaña de Peugeot, realizada por al agencia Euro RSCG (Madrid). El spot en cuestión se centra en anunciar un plan de “Flexicuotas”. Hasta aquí todo parece normal y corriente. Hasta que uno afina el oído y, tras escuchar detenidamente la cuña de radio, oye que el locutor de turno dice “Flexiputas” en lugar de “Flexicuotas”. Uno puede pensar que se trata de una broma (incluso en la agencia se han tomado el asunto a cachondeo), pero nada de eso. La acción -por mucho que lo nieguen sus autores- tiene toda la pinta de haber sido concebida con alevosía y premeditación. Es decir, que los "genios" del marketing que han diseñado la acción parecen haber buscado la confusión para que se hable de la marca. Es cierto que lo han conseguido, pero ¿a qué precio? El consumidor es soberano a la hora de comprar una marca u otra, pero tampoco le gusta que le tomen por tonto. La publicidad subliminal no es una novedad, pero su efecto puede provocar una reacción de rechazo. Peugeot y su agencia han buscado una forma de que hablen de ellas. Una forma no demasiado elegante que digamos (no sé que pensará su target de las "Flexiputas"). Los que llevamos tiempo en esto sabemos lo que buscan con este jugar al “equívoco”. El tiempo dirá si se cumple la máxima de que "lo importante es que hablen de tí, aunque hablen mal". No parece el mejor “cartel” para una marca. Digo yo. Por cierto que el Director de Marketing de Peugeot se ha puesto en contacto conmigo nada más ojear este artículo para asegurar que la locución del anuncio dice única y exclusivamente la palabra “flexicuotas” y que otra cosa muy distinta es la “sugestión” que pueda provocar en la gente. O sea, que estoy perdiendo oído a mis 36 años.