Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Políticos con doblez y engaño

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La velocidad de vértigo con la que transcurren los asuntos públicos en España impide a veces analizar los comportamientos de algunos políticos que denotan muy poca coherencia, cuando no una especie de mentira o falsedad. Por razones de espacio me voy a limitar a dos casos sucedidos en los últimos días: el del portavoz de CIU en el Congreso de los Diputados y líder del democristiano partido de Unió Democrática de Cataluña, Josep Antoni Duran y Lleida y el del ministro de Defensa, José Bono. El primero de ellos aprovechó la tribuna del Congreso el pasado miércoles, durante el debate del Estatuto de Cataluña, para arremeter contra la Cadena COPE en general y contra algunos de sus comunicadores en particular, a los que tildó nada más y nada menos que de "mercenarios". Además, Duran y Lleida apeló a su condición de católico y creyente para hacer un llamamiento a la Iglesia, propietaria de la citada cadena de radio, para que pusiera fin a esa situación que según su criterio, crispa, siembra odio, divide y enfrenta a Cataluña con el resto de España. Duran y Lleidaestá en su perfectísimo derecho de oír o no a la COPE; de gustarle más o menos el programa que dirige y presenta Federico Jiménez Losantos o el de Cesar Vidal. Incluso tiene todo el derecho de criticarles. Pero cuando eso se hace invocando su condición de católico; cuando eso se hace azuzando a la Jerarquía de la Iglesia para que tome cartas en el asunto; cuando eso se hace en medio de una tremenda campaña capitaneada por el ministro Montilla y el "tripartito" que gobierna en Cataluña contra la COPE, entonces las palabras de Duran y Lleida tienen otra dimensión y son de una enorme gravedad. Porque que uno recuerde, este político democristiano no dijo nada cuando la SER, en aquellas horas que siguieron al brutal atentado del 11-M en Madrid, azuzó a sus oyentes y desde luego no condenó en ningún momento las concentraciones delante de las sedes del PP en diferentes ciudades de España en la tarde noche de la jornada de reflexión. Tampoco se recuerda que Duran y Lleida haya mostrado su oposición, en razón de sus creencias religiosas, a que el Estatuto que su partido apoyó en el Parlamento de Cataluña y cuya admisión a trámite el mismo defendió el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados, consagre la eutanasia, el aborto libre, ataque frontalmente la libertad de enseñanza o en definitiva configure un modelo de sociedad catalana muy alejada de los principios cristianos que teóricamente tendría que defender Duran y Lleida. Pero no, en torno a esos temas ni una sola palabra. Como tampoco se recuerda que repudiara o dimitiera por los casos de corrupción que se han dado en el seno de su partido. No, eso no debe de tener importancia para el señor Duran. Pero atacar a la COPE y a algunos de sus principales comunicadores, sí. El caso del ministro de Defensa, José Bono, daría también para varios artículos. Me ceñiré a la declaración que hizo tras el debate del Estatuto de Cataluña. Dijo Bono, que las intervenciones de los tres ponentes encargados de defenderlo en nombre del Parlamento de Cataluña -el convergente Artur Mas; la socialista Manuela de Madre y el líder de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira- le habían dejado muy tranquilo, porque habían sido más suaves de lo que el propio texto del Estatuto trasluce. ¿Cómo es posible tanto grado de cinismo?. ¿Piensa Bono que los españoles somos todos tontos?. Ahora va a resultar que es más importante lo que se diga de viva voz desde la tribuna parlamentaria que el texto de un proyecto de ley que al fin y al cabo es lo que, caso de aprobarse, se aplicaría. Pero, claro, Bono no quería seguir apareciendo en esas horas como el "pepito grillo" que se oponía al Estatuto, para no molestar en exceso a Zapatero y considera que diciendo eso, sale del paso. Pero que nadie lo dude: si llega el momento, le asestará una puñalada mortal a su actual "jefe". Tanto a Duran y Lleida como a Bono, dos políticos -sobre todo el Ministro de Defensa- que suelen hacer profesión pública de su catolicismo, lo cual si se hace de forma reiterada es como para ponerse en guardia, les vendría bien recordar el elogio que hizo Jesucristo de Natanael recogido en el evangelio de San Juan: "He aquí un verdadero israelita en quien no hay doblez".