Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

De Presidente a ‘President’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rodríguez Zapatero está maniatado con sus propias palabras cuando en Cataluña se le llenaba la boca de conceder y ceder ante las pretensiones nacionalistas.

Quién le iba a decir a José Luís Rodríguez Zapatero, cuando salió elegido Secretario General y candidato a la presidencia del Gobierno, en el congreso del Partido Socialista, con los votos de los compañeros catalanes, que tras una legislatura en La Moncloa, los presupuestos generales del Estado, en su segundo mandato, iban a depender del hilo del chantaje que le está haciendo el president Montilla.

Pero la realidad es esa. Rodríguez Zapatero está maniatado con sus propias palabras cuando en Cataluña se le llenaba la boca de conceder y ceder ante las pretensiones nacionalistas. No podía pensar que las exigencias mayores le iban a llegar de los nacionalistas…de su propio partido.

Las cosas están mal para el presidente del Gobierno, entre otras razones porque el president de la Generalitat no puede permitir que Convergencia y Unió le pase por la izquierda de la defensa del nacionalismo. Sabe Montilla que, a poco que se descuide, la derecha catalana de CIU le robaría la cartera y el despacho de la Plaza de Cataluña y, en esas condiciones, el PSOE en pleno le iba a volver la espalda.

 Ha llegado Montilla tan lejos en su enfrentamiento interno con los de su partido, que o se mantiene en la Generalitat, o ha terminado su andadura política y por eso está estirando la cuerda de las exigencias estatutarias todo lo posible.

Zapatero calla y quizás otorgue. De momento ha sido María Teresa Fernández de la Vega la que, desde tierras americanas, una vez más, ha tenido que salir a dar la cara y a llamar la atención a Montilla. Callado y tranquilo que todo se va a arreglar.

Lo que pasa es que los socialistas andaluces y gallegos ya están sacando los pies del tiesto y la procesión de autonomías reivindicando asuntos dinerarios, se le va a venir encima al presidente como un mercancías de los de antes del AVE a Barcelona.

¿El final? Reunión en La Moncloa entre el presidente y el president. Ceder sin que se note demasiado y llegar al debate de los presupuestos con garantías de que no habrá revolcón, al menos por el lado catalán.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·