Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Prohibir ‘pa ná’, es tontería

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay algunas cosas de las que ocurren en el País Vasco, que las cogen Cruz y Raya y hacen el mejor guión de humor de su vida.

Es lo que dijo el juez Garzón –o al menos lo parece- en relación con el acto de Batasuna el pasado sábado en Baracaldo. Absurda la resolución del “juez estrella”. O se prohíbe o no se prohíbe. Pero prohibir pa ná  es tontería. Y es que hay algunas cosas de las que ocurren en el País Vasco, que las cogen Cruz y Raya y hacen el mejor guión de humor de su vida.

Lo que pasa es que las cosas que ocurren en Euskadi son demasiado graves como para tomarlas a broma.

La última humorada fue la de Baltasar Garzón. El acto de Batasuna se prohíbe. Pero si los batasunos y los etarras prometen no hablar del nuevo partido que han preparado para las elecciones, pueden reunirse.

Una vez más el humor está presente. Es como si jugaran a las palabras prohibidas. Se habla, se cuentan historias y hasta se escenifican películas pero hay palabras que no se pueden decir y que si se pronuncian, se pierde. Abertzale Sozialisten Batasuna, no se puede decir y si se dice, no hay concentración en Baracaldo.

 Pero en Baracaldo sí puede hablar Arnaldo Otegi y afirmar que estarán en las elecciones sin tapujos y tal cómo son. Puede hablar Pernando Barrena y decir que han ganado. Pueden mostrar el logotipo del nuevo partido y hablar de sus candidaturas, de sus propósitos y de sus objetivos y afirmar que, como no estén en las elecciones, pues...vuelta a empezar y ya podemos figurarnos lo que significa volver a “lo de antes”.

Todo muy claro. Una vez más Batasuna y la ETA no engañan a nadie. Son los poderes públicos los que intentan engañar a los ciudadanos con paños calientes y prohibiciones absurdas.

El final está cada vez más claro: Rodríguez Zapatero se ha curado en salud y ha hablado abiertamente de interpretar la Ley de Partidos. Hay un margen de interpretación. Toda ley lo tiene pero, en este caso, ¿quién es el intérprete? ¿el Gobierno? El encargado de autorizar o desautorizar que una formación política pueda, o no, presentarse a las elecciones, es el Ministerio del Interior y será el Ministro del ramo el que “interprete” la Ley. Igual a Rubalcaba le toca comerse otro “marrón” parecido al de la excarcelación de De Juana Chaos.

Lo ha dicho el Presidente del Gobierno. Lo ha dicho la Vicepresidenta del Gobierno. Lo ha dicho el Ministro de Justicia y lo ha dicho el Ministro del Interior: “Ninguna formación que no cumpla la Ley de Partidos, podrá presentarse a las elecciones”. Como dice De la Vega, se podrá decir más alto pero no más claro. Pero ese no es el problema. El problema lo puso sobre la mesa Rodríguez Zapatero cuando habló del margen de interpretación.

Y es lo que deben de decir en el Gobierno: Si hay que prohibir se prohíbe, pero prohibir pa ná, es tontería.

·Publicidad·
·Publicidad·