Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La Semana: De la OPA por inseminación al blindaje del Estatut, pasando por las 24 bodas gays y el récord de Aragonés

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La OPA de Gas Natural a Endesa ha desatado las pasiones, sobre todo en las eléctricas y en círculos financieros y políticos, que han visto fantasmas envueltos en la senyera en vez de en la clásica sábana blanca. Don Salvador Gabarró nos da una clase de educación sexual y nos cuenta lo de la semillita y el polen y la flor, mientras el olor a fino y a "amontillado" ha presidido tertulias y consejos de administración.

La OPA de Gas Natural a Endesa ha desatado las pasiones, sobre todo en las eléctricas y en círculos financieros y políticos, que han visto fantasmas envueltos en la senyera en vez de en la clásica sábana blanca. Don Salvador Gabarró nos da una clase de educación sexual y nos cuenta lo de la semillita y el polen y la flor, mientras el olor a fino y a "amontillado" ha presidido tertulias y consejos de administración. El Estatut ha estado muy presente y, ahora que han terminado las rebajas de verano, don Pasqual Maragall y don Artur Mas se apresuran a blindar las decisiones del parlamento catalán aunque ese blindaje pueda dejar con el trasero al aire al parlamento de la Carrera de San Jerónimo. La reunión de los señores Rajoy y Rodríguez Zapatero acabó como empezó: entre la nada y el desconcierto. Groucho Marx hubiera resumido el encuentro con frases que después se habrían recogido en antologías del disparate. Y casi de forma simultánea, se celebraron las ejecutivas de PP y PSOE. Se supone que hubo momentos tensos entre los "piqués" y los "acebes y zaplanas" y entre "maragalles" e "ibarras". Violencia y, al decir de algunos, palabras gruesas. Dice don Alfonso Guerra -y dice bien- que no se puede tachar de inmovilistas a quienes dicen que no hay que reformar los estatutos, ni de insensatos a quienes quieren reformarlos. Lleva toda la razón, pero nos tememos que seguirá habiendo inmovilistas e insensatos. Don José Luis Rodríguez Zapatero no tolerará al señor Maragall ni egoísmos ni insolidaridades. Por menos se separan algunos matrimonios, incluso esos remedos que se inventó con urgencia el señor Zerolo y de los que sólo han pasado por los juzgados 48 individuos, 24 parejas que, bien mirado, tampoco son tantas aunque nunca hay que desesperar. Se impone el silencio y la contradicción. Mientras el Gobierno de Madrid dice que sólo se ha hablado con el lehendakari del cupo y de temas económicos, las fuentes del Gobierno de Vitoria se refieren a cosas de pasada y sin importancia como los presos de ETA. Vaya usted a saber quién dice la verdad. Pero hay que estar callados y no entorpecer las negociaciones ni siquiera las OPAS, que ya se dice en Barcelona que todo se tiene que hacer en silencio. Y es que cuando se habla se yerra. Ya ven ustedes lo de don Luis Aragonés. El entrenador más importante de nuestro fútbol, "el sabio de Hortaleza" se ufanaba, hace pocas fechas, de su record de partidos sin conocer la derrota y así, de triunfo en triunfo, vamos a participar en el Mundial -a poco que nos descuidemos- de forma virtual y disputando los partidos en la "play" del hijo del señor Simancas que para esas fechas ya la tendrá arreglada. Los de izquierdas dejan de beber y de fumar, mientras los de derechas se conforman con Robinho y Elsa Pataky andando desnuda (¿lo exigía el guión?) por París y Murcia; y en Cataluña CIU se divierte con la pancarta del Estatut portada por holandeses, cameruneses, franceses, argentinos, brasileños y alguno de los alrededores de Vilanova i la Geltrú, que para eso el Barça es más que un club. El juez Grande Marlaska, parece que no escucha al Gobierno ni al Fiscal General del Estado y, como el que no quiere la cosa, "empapela" a los Comunistas de las Tierras Vascas, porque "parece ser" que tienen algo que ver con ETA. Qué cosas. Y el señor Carod Rovira que -ajeno al mundanal ruido- sigue a lo suyo y, ante la más que probable inconstitucionalidad del Estatut, decide que algo hay que cambiar, pero no en el Estatut sino en la Constitución. La idea no es mala. El Estrecho se nos queda cada vez más estrecho y las riadas de "sin papeles" son como los encierros taurinos pero con más peligro para el común de la ciudadanía. Se han alarmado de la avalancha hasta en Bruselas que ya es decir. Y la próxima semana las mociones de censura en Álava y la concentración de los batasunos en Alsásua. Todo un programa de festejos, en la semana en la que Gabilondo deja la SER después de, ni se sabe el tiempo, de ser líder indiscutible de la radio española.

·Publicidad·
·Publicidad·