Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La Semana: Occidente más desamparado que nunca con el 11-M “revisitado” de nuestros vecinos londinenses

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando aún siguen sin restañarse las heridas del atentado terrorista del 11-M en Madrid, el horror golpea de nuevo, esta vez en Londres. El mundo civilizado se paraliza de rabia y de impotencia, porque a pesar de las buenas palabras -e incluso de los buenos propósitos de los políticos- cuando alguien quiere matar, mata y la sociedad occidental, el mundo de las democracias se siente desamparado y tiene miedo.

Cuando aún siguen sin restañarse las heridas del atentado terrorista del 11-M en Madrid, el horror golpea de nuevo, esta vez en Londres. El mundo civilizado se paraliza de rabia y de impotencia, porque a pesar de las buenas palabras -e incluso de los buenos propósitos de los políticos- cuando alguien quiere matar, mata y la sociedad occidental, el mundo de las democracias se siente desamparado y tiene miedo.

 

Hoy como nunca, una imagen vale más que mil palabras. Las palabras de condena y los proyectos de lucha suenan a hueco ante las imágenes reflejadas en los ojos de las víctimas y en los ciudadanos que iban a su trabajo en el metro londinense.

 

Apenas había dado tiempo de reaccionar de lo ocurrido en  Singapur, cuando los timbres de los teletipos y las pantallas de los ordenadores rompían el ritmo de una semana que había sido pródiga en acontecimientos.

 

Una vez más perdimos porque -se diga lo que se diga- en Singapur hemos perdido. Igual que París, que Moscú y que Nueva York. En Singapur ganó Londres y punto.

 

La semana había comenzado metida en agua. 82 hectómetros tienen la culpa. Y como nunca llueve a gusto de todos, el reparto no ha satisfecho a nadie. A lo mejor tendría que ser así, pero lo cierto es que la situación del agua en España está muy lejos de una solución. Mientras, Narbona lamenta sus declaraciones que -mal entendidas o bien entendidas- han podido ser un torpedo en la linea de flotación de los agricultores y no solo de los murcianos.

 

También Piqué protagonizó horas tensas en el Partido Popular a lo largo de la semana. Hay declaraciones que tienen poco arreglo aunque se pidan disculpas, aunque esas disculpas se acepten y aunque, desde la cúpula de los populares, se diga que todo va bien. Es indudable que Rajoy tiene trabajo por delante y que cuanto antes lo haga mejor.

 

Trabajo que también tienen en Ferraz. Parece que se han puesto al tajo ahora que ha llegado la hora de la verdad en los estatutos. Intentan parar los pies a catalanes, a gallegos, a vascos y hasta a los andaluces de su partido. Se amontona el trabajo y las promesas de Rodríguez Zapero pesan como losas en las atípicas negociaciones con sus partidos satélites de las distintas autonomías. Ahora llega el momento del "hasta aquí hemos llegado" y no va ser un camino de rosas para el Gobierno.

 

Divisiones y rupturas también en la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Una mala noticia que debería hacer reflexionar a todos los implicados, porque no es ese el camino. Si hay problemas personales se solucionan y si son de otra índole -que lo pueden ser- se arreglan con luz y taquígrafos y no pasa nada.

 

Hay peleas por doquier. Cuevas defiende su CEOE y Gomez Navarro su Cámara. Mientras, los empresarios piden apoyos que no encuentran y se manifiestan para defender sus vidas y sus comercios. Algo falla y UGT y CCOO se ponen tiesos en la negociación y amenazan con romper una baraja que nunca está suficientemente bien amarrada aunque el Gobierno sea socialista.

 

El mundo gay sigue su camino por las calles de España. Las fotos de las manifestaciones, las pancartas y los disfraces producen un cierto escalofrío y alguien clama en el desierto de la Fiscalía General del Estado. La ley del embudo esta vez no cuela.

 

Se advierte de un posible "tamayazo" en Galicia y el partido socialista hace como que no "se va a dejar" ante los nacionalistas. Ya veremos como acaban. Posiblemente abrazados.

 

Se suceden en la semana los "prontos" del señor Marín en su alto cargo. Pega a diestra y siniestra y hasta provoca las lágrimas de sus compañeros y compañeras en la Mesa del Congreso. Haría bien en serenarse porque no vienen tiempos fáciles para el ejercicio de su presidencia.

 

Monseñor Blázquez recibe a Batasuna y LAB y afirma que no sabía con quién iba a hablar. Vale. Pero, en cualquier caso, es una entrevista imprudente que muchos no han entendido y la prudencia es una virtud esencial en el cargo que ahora ostenta el prelado de Bilbao.

 

Segui