Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La Semana. El PSOE diversifica los mensajes y el Partido Popular sigue tragando polvo, como en el Dakar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El periodista no sabía de qué hablar las pasadas semanas y sufría para sacar algo que no tuviera acento catalán y ahora se encuentra con una enorme cantidad de noticias.

El periodista no sabía de qué hablar las pasadas semanas y sufría para sacar algo que no tuviera acento catalán y ahora se encuentra con una enorme cantidad de noticias. Todos lo saben en Ferraz: la consigna es la táctica de la distracción en varios frentes. El que más y el que menos lo dice en voz baja. Los de “arriba” han llegado a la conclusión de que la “focalización” de los últimos meses en el monotema del Estatuto de Cataluña no ha sido nada positivo, hay que distraer a la opinión pública y obligar a la oposición a atender varias brechas a la vez, a ir siempre detrás y a tragar el polvo, como en el Dakar. Y la oposición traga. La semana se ha presentado de lo más variopinta y hemos pasado de marear la perdiz catalana a tener que estar presentes en varios “ojeos” a la vez. Es muy posible que el disparo de salida haya sido la “dimisión” don Eduardo Fungairiño. Y es casi seguro que en La Moncloa se estuviera esperando el momento oportuno en el que fuera más rentable llenar las portadas con la imagen y las declaraciones del Fiscal General aún a costa de dejar algunas plumas en el camino. Además el asunto se puede alargar con el nuevo nombramiento y todo contribuye a la “desfocalización”. No es probable que la metedura de pata de don Pasqual Maragall en Euskadi, que tuvo al borde de la alferecía al señor López, formara parte del plan de diversificación, porque don Pasqual va por libre, pero todo suma y la semana no pudo empezar mejor cuando el “Honorable” dijo aquello de la convergencia (no es broma) del PNV y del PSE. Tampoco parece que la señora Fernández de la Vega llamara “francotiradores” a los “populares” con ánimo de distraer o que las gentes socialistas sacaran el tricornio de don Antonio Tejero a relucir con el mismo propósito. Pero ¡vaya usted a saber! Ahora toca Valencia y reaparece en carne mortal don Cipriano Ciscar, con menos pelo pero igual de beligerante, para vérselas con el señor Trillo. La distracción está asegurada. Dice el señor Artur Mas —que va a la suyo, distraiga o no- que lo que ha conseguido en La Moncloa es solo un paso. Pues nos tenemos que poner en lo peor, porque el señor Carod sigue en el tripartito y ahora su tema es la financiación y eso da para mucho. Y para más distracciones don Jordi Pujol -que también reaparece- dice que “no será un texto para muchos años ni para la generación que ahora accede a la política”. Descifrar eso son horas y horas de distracción. En un tris estuvo la semana de distraernos con el tema de la nieve. Menos mal que don Pere lo tenía todo previsto y todo solucionado: que nadie se mueva —que parecía don Antonio Tejero- ni tocar el coche que para eso está la Dirección General de Tráfico, para decirnos que de circular, nada. Don José Luis Rodríguez Zapatero fuma y los estanqueros se ponen de huelga encubierta. Y la gente, que no se deja distraer fácilmente, dice que por qué no se ponían de huelga cuando subían los precios y ellos se llevaban al bolsillo la diferencia. Pero la ministra de Sanidad sigue dispuesta a que no nos distraigamos con el tabaco ni siquiera en los lavabos, y ya nos distrae con la amenaza de que va ponerse seria. Don José Blanco invita a la Esquerra a marcharse de San Jaime y Carod se hace el distraído casi como el Presidente del Gobierno en Ceuta y Melilla que, para despistar a los marroquíes, dice aquello del “trato igual a los españoles” O sea, como queriendo decir... pura “desfocalización”. Y otro frente es el de los charnegos que no podrán ser presidentes de la Generalitat pero sí distraernos con la OPA. Y los papeles de Salamanca, en otra maniobra de distracción, llegan a Barcelona como en patera, casi de noche y no se sabe si mojados, pero ya están en Cataluña que era lo fundamental para la buena marcha de España. Por la buena marcha de España, en este caso el mundial de fútbol en Alemania, aboga don José Carreras, que da el do de pecho cuando canta aquella romanza tan famosa que dice: “animaré a España porque es el vecino más próximo a Cataluña”. Además de cursi, paleto. Más cerca tiene a Andorra e incluso a la Francia del señor Zidane, pero hasta el mejor tenor puede soltar un “gallo”. Y quieren subir el IVA en las autonomías y se enredan el Gobierno Central y doña Esperanza Aguirre por un trozo de asfalto y el lehendakari pone plazos y Galicia saca la cabeza por encima del Monte del Gozo y ya tenemos OPA. Todo para distraer, “desfocalizar” y tener entretenida a la opinión pública. Mientras, la oposición del señor Rajoy, colecciona firmas y todos tan contentos, tragando el polvo del camino, que esto parece El Rocío.