Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La Semana: Remando todos en la misma dirección por el inigualable Hudson neoyorkino, pues claro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Comenzó la semana con el "banderazo" en La Concha donostiarra. La trainera de Pedreña llegó la primera pero la bandera se la llevó Hondarribia, por un quítame allá esa ciaboga. Un conflicto entre Cantabria y Euskadi que va a acabar en los tribunales. Una especie de "Aquí hay tomate" pero en mojado. Sin embargo, ya se ha dicho que “las gestiones del Gobierno con ETA han sido fructíferas”. ¡Pues claro!

Comenzó la semana con el "banderazo" en La Concha donostiarra. La trainera de Pedreña llegó la primera pero la bandera se la llevó Hondarribia, por un quítame allá esa ciaboga. Un conflicto entre Cantabria y Euskadi que va a acabar en los tribunales. Una especie de "Aquí hay tomate" pero en mojado. Sin embargo, ya se ha dicho que “las gestiones del Gobierno con ETA han sido fructíferas”. ¡Pues claro! El PNV apoyará los presupuestos y da por finalizada la polémica sobre el cupo. ¡Pues claro! Y, aprovechando que el Hudson pasa por Nueva York y que ha habido follón con los remeros, va don Patxi López -que Dios le bendiga por ese sentido de la oportunidad que tiene- y nos dice que tenemos que remar todos en la misma dirección. Y que esa dirección pasa por la flecha de "dirección obligatoria" de las horcas caudinas de ETA. ¡Pues claro! Nos colocamos nuestros patitos salvavidas y a remar. Eso sí, en dirección única. También se remó a orillas del Llobregat y la "Diada", sin el señor Pujol, fue una especie de Babel en catalán, aunque se notó la disminución de camisas negras (dicho sea sin intención italianizante) en Esquerra. Es como si los catalanes se hubieran dedicado a hablar sus respectivos dialectos políticos. Hasta se quemaron banderas españolas. Esto de los fuegos se propaga mucho y, vista la corona -¿de espinas?- que montó con las banderas el señor Rodríguez Zapatero para la reunión de presidentes autonómicos, igual el fuego se transmite de bandera a bandera y tenemos una desgracia. Menos mal que S.M el Rey, estaba esperando en Palacio y dos horas dan para reflexionar e incluso para asimilar la alianza de civilizaciones y llevarla a la ONU. Don Mariano Rajoy es como don Wanderlei Luxemburgo. Siempre con los mismos y siempre mirando al futuro. Lo que pasó con el Celta de Vigo y en Francia, pasó, y ya pasó, y además es el pasado. Ahora, hacia adelante, pero con los mismos. Parece que Raúl es como Acebes: fijo. Se aprueba el plan de sanidad. El Partido Popular se abstiene y el Partido Socialista está encantado de que la oposición de la derecha "se quede sola". Un triunfo. Hay quien dice en Génova que de la "coña gallega" al desconcierto hay sólo un paso. Pero ese paso lo ha dado doña Esperanza Aguirre, que es como la Juana de Arco del planeta de las televisiones autonómicas, una especie de Manuela Malasaña de la era digital. Desafía a Montilla, con "el canal desde el Canal de Isabel II". Una broma. Lo que no sabemos es hacia dónde rema don Pedro Solbes, que debe de estar en un sobresalto. Todos son gastos. Que si la sanidad, que si los aviones para los pobres, que si las pateras... Y todo sale del bolsillo del Vicepresidente Económico. Las cifras de nuestro déficit exterior nos sitúan como líderes a la manera de Roberto Heras. Dice el Fondo Monetario Internacional que hemos llegado al 6% y que con relación al año pasado ha crecido un 77,6%. ¡Pues claro!. Todo sea por acabar con la pobreza en la próxima generación. Y es que remar cerca de la estatua de la Libertad "pone" mucho. Lo que pasa es que viajar tiene sus riesgos y si no que se lo digan a los miembros de la Casa Real. Y, hablando de viajes con riesgo, un "goya" vuelve agrietado de Berlín. Y para más problemas, resulta que es el "goya" de la Inquisición con capucha y "san benito". ¿Tendrá esto de la Inquisición algo que ver con el silencio que nos quiere imponer don Patxi López? Remar en la misma dirección -y en silencio- parece mucha exigencia. El entrenador del Real Madrid dice que está triste pero no preocupado. Hay muchos madridistas a los que la tristeza del señor Luxemburgo les trae al pairo y preferirían que estuviera preocupado y se guardara la tristeza para su casa. Don Marcelino Iglesias blinda el Ebro por lo que se supone que allí no vamos a poder remar todos como quiere don Patxi López. Una pena.