Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Tango en la política española entre ZP, Sebastián y ‘Pepiño’, en un inicio de campaña electoral con el Rey de protagonista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La política española va dejando cadáveres mal enterrados a su paso y, además, funciona a ritmo de tango, como música de fondo de los vídeos electorales.

Y el tango lo cantan Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián (pío pío, que yo no he sido) o Pepe Blanco: Verás que todo es mentira... a propósito de lo que está sucediendo en la CNMV –que también es ocurrencia que la C sea de “comisión”. Pues la CNMV se está convirtiendo en una especie de tanatorio político y va dejando muertos mal enterrados por todas partes. Claro que los hay más avispados -ya se sabe cómo son estos gallegos- y Blanco, antes de que lo amortajen políticamente hablando, ya dice que le llama la iniciativa privada. Estos socialistas siempre “tan al día”.

Ha comenzado la campaña electoral y ha comenzado de tal guisa que hasta echamos de menos aquella memez de la pegada de carteles. Ya no se lleva el engrudo y ahora están de moda los vídeos electorales. Con doberman o sin doberman, con guerra de Irak o sin guerra de Irak, y con manifestaciones masivas o sin manifestaciones masivas. Estamos en la era de lo audiovisual y ya se sabe. En una de estas, en los vídeos electorales y dependiendo de las circunscripciones, igual nos colocan los goles del Getafe. Esto de las circunscripciones tiene su “puntito” y ahora Barberá y Camps se han sacado de la manga un Montmeló pero en “valencià” y hasta Pepe Blanco, antes de irse a la “iniciativa privada”, ha puesto el grito en el cielo valenciano y ha dicho que eso de la Fórmula 1 tras las elecciones es un chantaje. Y ojo, que este es un hombre que sabe de chantajes, aunque se sitúen en zonas más brumosas de nuestra geografía.

Y, entre tango y tango, el mundo gira, gira y casi reponemos la zarzuela El rey que habló. Bueno, el verbo es otro. El caso es que el Rey ha hablado y se ha montado –valga el pareado-. Pero se ha montado de forma hipócrita y hasta ridícula. Es posible que el Rey no haya hecho alarde de prudencia en esta ocasión, pero de ahí a elaborar toda una teoría política de la Corona sobre las negociaciones con el terrorismo va una distancia considerable.

Ya se sabe que los tangos son de por sí tristones, agoreros y amargos. Pues con la Ministra de Fomento nos hemos perdido una gran cantante de los ritmos porteños. Magdalena Álvarez quiere ver a Esperanza Aguirre tumbada sobre la vía o colgada de la catenaria. Mujer, Ministra, una cosa es que los prebostes socialistas digan que hay que eliminar al adversario y otra lo de la catenaria, que además puede dar calambre.

El que ya siente el gusanillo de la Moncloa es Mariano Rajoy, que dice que va por España sintiendo. Nada de autonómicas ni municipales, primarias puras y duras. Y nada mejor que comenzar pronto los coqueteos, que luego viene Zapatero con su vitola de Presidente del Gobierno y le birla la novia al del Partido Popular. Claro que la novia es bastante casquivana. Aunque la novia se llame Josu Jon, novia se queda. Lo que pasa es que una novia de “pago” no sé yo si es como para llevarla al altar.

Metáforas aparte, hace bien Rajoy en no creerse eso que dijo Rodríguez Zapatero de que estas elecciones no eran una primarias. ¿Primarias viene de primos?

La Ley de la Financiación de los Partidos ya está cocida. Los bancos, a perdonar las deudas, como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y todos tan contentos a hacer vídeos y a contratar al doberman. No estaría mal que el doberman se diera una vuelta por el Tribunal Constitucional y pusiera un poco de orden entre tanta impugnación, que parece que se están jugando las listas electorales a pinto, pinto gorgorito.

La campaña electoral es muy dada al ridículo y en los mítines todos pierden los papeles. Vale. Pero para hacer el ridículo y sin campaña electoral hay que ser, como mínimo, baronesa. Antes, las aristócratas, con más o menos ropa, se limitaban a ser modelos en esto de la pintura. Ahora -lo de la ropa fue hace años- hacen el ridículo forestal, que también se lleva.

Rajoy dice que no va a hablar ni de Franco ni de la República. Fernández de la Vega, sonríe y Simancas casi se queda sin estación de metro. En España siempre, a los próceres, se les homenajea con un monumento o una estatua. Pues a Simancas –a por ellos, Rafa- se le ha puesto en vida una estación de metro. Ahí queda eso. Pero como la felicidad nunca es completa, resulta que los “fontaneros” de Esperanza Aguirre –dice Rafa que la va a sacar del mapa- le han omitido la estación. Una faena.

Pero el que está que se sale –ahora que se quiere salir de la política- es Blanco. No creo que en toda Europa haya habido un análisis más lúcido de las elecciones francesas. Dice el “coitadiño”: Las elecciones francesas han sido, ante todo, un triunfo de la democracia. Duverger a su lado, un “parvulito”.

Sebastián –“guadiana”- aparece y desaparece. Solbes sufre en silencio con una especie de hemorroide política en forma de lobby. Aznar se enzarza con la Dirección General de Tráfico y Pernando Barrena amenaza con la T5.

¡Mira que si la ETA tuviera papeles!

·Publicidad·
·Publicidad·