Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Televisión móvil: Encuentros en la 3ª pantalla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tarde o temprano iba a ocurrir. El móvil, además de servir para hablar, enviar mensajes, hacer fotografías, grabar vídeos, jugar o informarse, tenía que ofrecer televisión, convirtiéndose de este modo en la más perfecta máquina del entretenimiento. No obstante, la posibilidad de ver TV en cualquier lugar y a cualquier hora no es nueva. A pesar de que es viable técnicamente desde hace muchos años —en tecnología analógica-, la realidad ha demostrado que la televisión portátil no ha logrado extenderse entre la población. La principal causa la encontramos en la naturaleza del medio, ya que su visionado implica una dedicación casi exclusiva y no permite, por ejemplo, la flexibilidad de la radio. Sin embargo, la televisión digital parece añadir incentivos a una eventual recepción portátil de la TV. Por un lado, la recepción de la señal se produce en un aparato que ya todos llevamos en el bolsillo, por lo que no supone tener que cargar con un gadget más. Por otro, permite la interactividad. La posibilidad de respuesta al alcance del dedo pulgar representa un importante atractivo para los usuarios. La televisión digital por móvil implica un modelo de TV a la carta interactiva en la que se paga por lo que se visiona, ya sea mediante una suscripción a un determinado servicio o por pago por visión de un contenido concreto -pay per view-. Ello conlleva que no podríamos hablar propiamente de un telespectador, sino de un usuario. De momento, la emisión de contenidos en abierto con el apoyo de una financiación publicitaria se muestra lejana. Una condición indispensable para su éxito será un precio asequible. Como ya se ha comentado en otras ocasiones desde esta Tribuna, el éxito de cualquier producto reside en su popularización. Sólo se podrá producir un contenido rentable si hay un público potencial dispuesto a pagar por ello y con capacidad para hacerlo. Además, este nuevo modelo de TV no debería quedar reducido a una mera reposición o versión reducida de lo ya se ha emitido por la vía convencional, sino que requiere una producción específica de calidad. De la misma forma que la televisión —la pequeña pantalla- tiene un lenguaje distinto al cine —la gran pantalla-, la TV móvil cuenta con el suyo propio.No hay que olvidar que se trata de un aparato distinto cuyo contenido se recibe de otra forma y que se dirige a un público diferente. Implica un visionado individual y, en mayor medida, fuera del hogar. Por tanto, de facto, nos encontramos ante un nuevo medio. Si bien es cierto que la televisión móvil es, a día de hoy, un proyecto más que una realidad. No lo es menos que en los último días se han publicado noticias que permiten predecir que no tardará mucho en extenderse. En primer lugar, Abertis Telecom, empresa que gestiona las infraestructuras de telecomunicaciones, realiza desde septiembre las primeras pruebas de emisiones de TV digital para móviles en España. En segundo término, observamos la relevancia de la producción de contenido televisivo para móvil, si revisamos la información originada por el Mipcom 2005 -el mercado de formatos televisivos que se ha celebrado recientemente en Cannes. En esta edición, se han entregado los primeros Mobile TV Awards, que reconocen los mejores contenidos para la tercera pantalla en categorías como “Mejor contenido o formato para móviles”, “Mejor adaptación de vídeo, película o animación” o “Mejor canal o servicio en móviles”. En tercer lugar, una de las principales productoras de entretenimiento televisivo, Endemol, ha anunciado la creación de su división Endemol Mobile para el desarrollo de formatos y de canales específicos. Una de sus primeras producciones es Ten for ten, un concurso de preguntas distribuido en el Reino Unido. Y por último, en España, Globomedia ha producido para la operadora Amena la serie Supervillanos, de cuarenta capítulos de tres minutos de duración cada uno, que se enmarca dentro de un acuerdo global de producción entre ambas compañías para los próximos dos años. En torno a la serie, se ha diseñado toda una estrategia de “mobile-merchandising”, dirigida al público más joven, que incluye fondos de pantalla, melodías, juegos, etc. Además, Vodafone ofrece a sus clientes de 3G la posibilidad de experimentar un primer acercamiento a la TV a la carta, a través de la plataforma Mobuzz TV, y de ver contenidos como 24 Conspiracy, la versión para móviles de la serie emitida por Antena 3, o parodias de Homozapping. La principal barrera para acceder a estos servicios no es otra que la del elevado precio. La televisión ha invadido el móvil y el modelo que debe seguir está en un proceso de definición, pero todo parece indicar que lo propio sería la emisión en directo de canales de noticias, con la posibilidad de descargar determinadas informaciones de pago, y la emisión a la carta del entretenimiento. Poco a poco, el negocio de la “tercera pantalla” sale a nuestro encuentro dispuesto a seducirnos… En el caso de que recibas su llamada, ¿acudirás a la cita?

·Publicidad·
·Publicidad·