Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

¿Última oportunidad para las revistas?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La lógica es tozuda y antes o después acaba imponiéndose. El mercado publicitario, se estire lo que se estire, da para lo que da. El boom de nuevas cabeceras de revistas ha obligado a algunos grupos editoriales a replantearse su estrategia para mantenerse con vida. Esta especie de movilización editorial se ha producido tanto en el segmento de las revistas femeninas (Gala) como en las económicas (Actualidad Económica). El semanario del corazón (de gama baja) ¡Qué me dices! —del grupo Hachette Filipachi- fue el primero en romper el hilo hace no mucho al venderse los viernes junto con La Razón de Planeta. Esta decisión provocó un polémico debate sobre la tradicional fórmula de medir la difusión. Los anunciantes han asistido en los últimos años a un prolífico nacimiento de revistas (Gala, Chic, Diva…) y han pedido un mínimo de difusión para invertir ate de sus presupuestos publicitarios en estos soportes. ¿Solución? Distribuir esas publicaciones junto a diarios de difusión nacional. Y así nos encontramos en los quioscos con que Gala se vende conjuntamente con el diario ABC (Vocento y G+J), Actualidad Económica (Grupo Recoletos) ha pasado a venderse los sábados con el diario económico Expansión. Pero ahí no termina la cosa. Dentro de poco, El Mundo empezará distribuir una revista femenina (una más…) propia junto al diario. Lógicamente, esta estrategia incluye una oferta más económica sobre el precio normal de la cabecera. Pero el rizo se puede rizar aún más. Y así nos hemos topado con que el grupo Hola vende su revista femenina Chic junto a su buque insignia ¡Hola! Todo esto puede parecer un galimatías de mucho cuidado, pero el mercado publicitario ha empujado estos cambios. Unos cambios vitales para que tanta revista pueda sobrevivir en un mercado cada vez más duro. Esta tendencia resulta ya imparable. Sin embargo mucho me temo que para algunas cabeceras va a ser su última oportunidad. Si no, tiempo al tiempo.

·Publicidad·
·Publicidad·