Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

En pleno verano Zapatero puede enterarse de que Papá Noel no existe y que el rodillo para “esconder” ministros tiene un límite

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Si alguna virtud tiene la ETA es que nunca ha engañado a nadie, salvo a los que se dejan engañar.

Si alguna virtud tiene la ETA es que nunca ha engañado a nadie, salvo a los que se dejan engañar.   Lo último de la banda terrorista, afirmando que el proceso está en crisis y que puede responder, hace pensar que, efectivamente, el presidente del Gobierno se cree que Papá Noel existe.   Cuando Zapatero afirmaba que el proceso sería largo, estaba pensando en la reacción popular, en la de las víctimas y hasta en la de los propios vascos, pero en lo que no pensaba era en que los de la ETA le hicieran un “corte de mangas” a las primeras de cambio, o cuando no se sintieran satisfechos con las “conquistas” logradas.   No se le presenta fácil a Rodríguez Zapatero la vuelta de vacaciones. El mal llamado proceso de paz está siendo para él un “via crucis” y no por parte de quienes creía que le criticarían por su actitud entreguista sino por los propios interlocutores de ETA-Batasuna que son insaciables como siempre se ha sabido por parte de los que se quieran enterar.   La novedad de la semana –si es que se puede llamar novedad- es que el “rodillo parlamentario, eso de aquí mando yo y a contar los votos y siempre gano, se ha puesto de nuevo en funcionamiento para que el Gobierno pueda “esconder ministros”. Si las pasadas semanas el no rotundo de los socialistas y sus aliados fue para evitar la comparecencia de Montilla y de la ministra de Fomento por el follón del aeropuerto del Prat, ahora ha funcionado para que ni Rubalcaba ni Narbona tengan que dar la cara con el asunto de los fuegos de Galicia. Mal sistema es este en el que el Parlamento no sirve y en el que las comparecencias se “prohíben por mis votos”.   En el Partido Socialista todos están a la espera de la crisis de Gobierno que se justificará por la salida de algunos ministros para sus respectivas autonomías y la “unidad férrea del partido en torno al líder” quedará asegurada.   Mal sistema para el Gobierno, para el socialismo y para todo el país.   Incluso puede ser malo hasta para la hipotética moción de censura que dicen está preparando Mariano Rajoy.   Claro que para eso ya están los negociadores conspicuos del PSOE y de IU trabajando para que los inmigrantes puedan votar. Se veia venir y ahora se justifican demasiadas cosas.   Y uno no sabe por qué, pero se le viene a la cabeza la llegada masiva de subsaharianos y el arribo de cayucos y más cayucos a las costas de Canarias. Por cierto que es muy “oportuna” la petición de ayuda del Gobierno de las Islas trás el apoyo en las votaciones para evitar la comparecencia de los ministros en el Congreso de los Diputados.   Dicen las encuestas que envejecen nuestros telespectadores y no es de extrañar, porque ver lo que se ve –a juzgar por las cifras que arrojan los audímetros- es como para cargar de años a cualquiera.   Lo dicho: alguien debería explicar a Rodríguez Zapatero –por doloroso que sea romper su virginidad en materia de terrorismo- que Papá Noel no existe y que los etarras van a seguir a lo suyo.

·Publicidad·
·Publicidad·