Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El hip-hop abandona definitivamente sus ghettos en Francia para instalarse entre un público universal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El estilo de danza hip hop abandona los ambientes marginales en la capital gala. Un festival será el estreno grandioso de ésta práctica, representada por los mejores. De entre ellos destaca la presencia de los Pockemon Crew, los mejores bailarines de break y flamantes campeones del mundo.

El Festival Suresnes Cités Danse, celebra a partir de este fin de semana y hasta el 4 de febrero su XV Aniversario. Desde su creación se ha convertido en el festival más conocido de hip-hop que se celebra en Francia, y es un buen espejo de las mutaciones que ha experimentado este tipo de danza, que ha abandonado sus ghettos de origen para fundirse con otros géneros y músicas.

Desde luego, hace quince años nadie habría esperado que la apertura de este festival estuviera a cargo de la Orquesta Nacional de Ile-de-France, que acompaña en esta ocasión a un espectáculo en forma de patchwork. Cada pieza está firmada por un coreógrafo distinto: José Montalvo, Régis Obadia o Laura Scozzi que han trabajado sobre la música de Rameau, Bach o Paganini.

Estos espectáculos nacidos en la calle han tenido que hacerse a las técnicas de la escena: luces, escenografía y vestuario; y a las exigencias de los ensayos.

Y así lo hace la española Blanci Li, Kader Attou y Abou Lagraa que firman sendas coreografías con su música sobre banda original.

Otra novedad la aporta Jean-Christophe Spinosi que entre la dirección de música de cámara, sinfónica o vocal, hace esta vez un hueco para hacer danzar con su violín a los hip-hoppeurs de Herwann Hasseth.

Participan también en el festival los Pockemon Crew, los mejores bailarines de break. Han sido consagrados una vez más como campeones del mundo el pasado 8 de octubre en Londres. Son ocho jóvenes que comenzaron reuniéndose en la plaza de la Opera de Lyon para entrenarse, y de donde fueron expulsados en no pocas ocasiones, hasta que los propios dirigentes de la Opera les animaron a presentar en su auditorio un espectáculo

·Publicidad·
·Publicidad·