Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Seis años de pop y codazos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el portal popes80.com estamos de cumpleaños. Sí, cumplimos seis años en la búsqueda de un ideal común entre fans, artistas, canciones

En el portal popes80.com estamos de cumpleaños. Sí, cumplimos seis años en la búsqueda de un ideal común entre los fans, los artistas, las canciones y todo aquello que tiene que ver con el mundo de la música pop que se ha hecho en España desde los 80 hasta hoy. Y celebramos ese cumpleaños de forma muy especial. Pasen y vean.   Reuniremos en la sala La Botellita, de la calle Serrano de Madrid, durante dos noches –las del miércoles 22 y jueves 23 de noviembre- a más de treinta artistas y grupos de pop español. Convivirán en un mismo escenario grupos de los años 80 como Javier Urquijo, Tótem, Cómplices o Stukas con caras que hemos acogido con ilusión en el panorama nacional en los últimos años como No Se Lo Digas a Mamá, La Ley de Murfi, Indras o La Tercera República.   Una celebración por todo lo alto que estamos organizando con la humildad y los medios que en esta fiera industria de la música se le permiten a un medio independiente y digital. O sea, mucha humildad y pocos medios. Y de vez en cuando, parando algún codazo. Pero tal y como hemos hecho desde el primer día, presentamos ahora esta fiesta o macroconcierto tan especial con toda ilusión y dedicación posible y con la sonrisa cómplice de la treintena de artistas y grupos que no han querido perderse la cita y que valoran positivamente la aportación diaria de Popes80.com al panorama mediático musical.   Yo no sé si a ustedes les pasa lo mismo. Pero a mí no me gustan especialmente las celebraciones de cumpleaños. Mejor dicho: mis celebraciones. A las de los demás acudo con satisfacción siempre y cuando no haya velitas. Lo de las velitas a partir de los diez años constituye una humillación innecesaria para el homenajeado. Lo de los tirones de orejas, gracias a Dios, creo que ya ha sido prohibido por la Convención de Ginebra o la de Bacardi Limón, ahora mismo no lo recuerdo.   Lo bueno de este cumpleaños es que quien lo celebra no es un humano. Quien cumple años ni siquiera es un trozo de papel, un despacho o un grupo de personas. Porque Popes80 no es más que una ilusión, una lucha común en defensa de lo que llamamos música española. Una retorcida oposición a los artistas prefabricados, a las invasiones latinas del reggaetton, a los grupos que sólo creen en la música como negocio. Esa idea, de defender las canciones, de promocionar a las artistas de corazón, lleva seis años convenciendo a cada vez más artistas, fans y personajes diversos del mundo de la música. Y por eso, esa es la idea que cumple los seis años.   Y si además, como es el caso, la única celebración posible consiste en una fiesta-concierto con música en directo, la combinación es tremendamente tentadora y salva a la perfección mis fobias, anteriormente citadas, vinculadas a las celebraciones de onomásticas. Por todo esto, tanto yo como el resto del equipo de popes80.com, estamos excepcionalmente encantados de organizar y celebrar este cumpleaños.   Si cabe, aún gozamos más, al ser conscientes de que en la fiesta tendrán cabida grupos que han silenciados o ignorados por los grandes medios de comunicación por diversos motivos. Unos por no someterse a lo que dictan las leyes de la industria musical, otros por haber sido injustamente condenados al olvido con el paso de los años, otros por mantenerse fieles a unos principios alejándose de los patrones comerciales del momento, otros por respaldar públicamente buenas causas, otros por no haber tragado con pretensiones absurdas de determinadas multinacionales de la música, etc. Todos ellos tendrán esas dos noches una nueva oportunidad para recordar con su mejor discurso –sus canciones- que tienen razones de sobra para seguir en la brecha. Pese a quien pese. Y esa será la principal razón por la que nos reuniremos la semana próxima. Será lo que realmente debemos celebrar. No quiero despedir este artículo sin hacer extensible mi invitación a participar en las celebraciones del miércoles 22 y el jueves 23 a todos los lectores habituales de esta Tribuna que lo deseen. Aunque nuestra condición de medio musical digital e independiente nos obliga a un reducido segundo plano en muchos otros medios de comunicación, no les miento si les recuerdo que sólo en muy pocas ocasiones al año se logra reunir en nuestro país un cartel de música española de semejantes proporciones en tan sólo dos noches. Que lo disfruten y que lo disfrutemos.

·Publicidad·
·Publicidad·