Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Seas como seas, bienvenido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un canto a la vida. Así es la nueva campaña publicitaria de la Fundación ONCE. El spot, que se puede visualizar en bastantes páginas web, cuenta distintas historias, como la de una niña que nace con algún tipo de minusvalía. La discapacidad, dice el anuncio, acompañó a la niña "durante toda su vida, como sus padres y sus hermanos, sus amores y desamores, su primer trabajo, su novio, luego marido, y sus hijos", etc. La niña del anuncio tiene una vida plena pese a su discapacidad. Ése es el mensaje. Se agradece y mucho que en una sociedad harta de publicidad fría y distante haya organismos capaces de defender a cara descubierta la dignidad de todas las personas. Tengan el Síndrome de Down o no, tengan una lesión cerebral o no, sean mudas o no. El spot muestra la importancia de la compañía de familia, amigos y profesionales en la vida de las personas discapacitadas. A mi, al menos, esto me ha llegado. No así otros anuncios navideños que sólo transmiten frialdad e indiferencia o ni siquiera eso. esto lo digo por los que intenten justificar su insensibilidad creativa argumentando que "la ONCE lo tiene muy fácil por su función social, etc". Todos conocemos organismos similares y no han llegado a este nivel ni por asomo. El anuncio de la ONCE termina su locución en off con un texto emocionante y para reflexionar: "(.) por eso, seas como seas, seas quien seas, bienvenido". Además, el citado spot coincide con un momento en que las cifras de abortos provocados han vuelto a aumentar en 2004 hasta los 85.000. Según he podido documentarme, uno de los supuestos en los que está despenalizado el aborto es "por deformaciones graves del feto", lo que supone impedir que nazcan niños con Síndrome de Down o cualquier otra discapacidad evidente. Mi amigo Manuel Ramiro, ex presidente de Lintas y padre de una hija con Síndrome de Down (por la que dio su vida), seguro que también habrá disfrutado desde el cielo con esta campaña. Gracias a la ONCE por su valentía. Por hacernos un poco más humanos. Por hacernos reflexionar. Por defender la vida. Seas como seas. Gracias.

·Publicidad·
·Publicidad·