Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Del blanco al amarillo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Blanco, ese prócer de la política, ha descubierto los partidos “amarillos”

Contaba Miguel Gila en una de sus historias telefónicas que tenía una amiga que presumía de tener un novio chino, hasta que un buen día se enteró de que no era chino sino que “amarilleaba” porque tenía ictericia. Se llevó una desilusión la pobre.   Pues ahora, José Blanco, ese prócer de la política, ha descubierto los partidos “amarillos”. Ni esos dos grandes profesores que fueron don José Antonio Maravall y don Luis Díez del Corral, dos autoridades mundiales en historia del las ideas políticas y del pensamiento político, habían llegado tan lejos. Ha tenido que llegar el “demóstenes” de Palas de Rei para explicarnos lo que es un partido amarillo: “Hay periódicos amarillos, radios amarillas y ahora un partido político amarillo, el Partido Popular”. Y se ha ido al “blog”.   Dicen algunos comentaristas que gustan de las estadísticas que en el discurso que pronunció en la Conferencia Política del Partido Socialista (que tenía unos once folios) aludió al partido Popular más de veinte veces. Eso va a ser una fijación infantil. Pero que nadie se preocupe, que esas cosas tienen tratamiento.   Si nos atenemos al organigrama del PSOE, es de suponer que la Conferencia de este fin de semana haya sido engendrada, parida y amamantada en el despacho de Pepe Blanco. Todo un síntoma. Ni sabemos por qué ni para qué pero sí sabemos con quién, y allí estaban todos, todos menos Maragall, que ya se sabe que tiene una enfermedad políticamente contagiosa. Todos, desde Chaves hasta “Mantilla” (versión chavista). Y hasta tuvo un carácter internacional con traducción simultánea y todo para que Sègoléne Royal se enterara de lo del partido amarillo. Una pena que no pudiera venir “el amigo americano” Hopward Dean y mandara una grabación. Pero es lo mismo, la internacionalidad estaba servida, casi como la selección de Luis Aragonés.   Para la clausura había gran expectación. El discurso –casi dos horas- le correspondía al Secretario General del partido, y Rodríguez Zapatero no defraudó. “Amarilleó”, más o menos, pero no defraudó: hizo un reconocimiento público a la derecha democrática, a su papel en la transición, en la llegada de las libertades... ahora que una nueva extrema derecha pretende revisar la historia...” ¿Comprenden la segunda intención? Como para ponerlo de cabecera en los informativos de la nueva televisión del PSOE o en el “blog” de Blanco. Acuñó Rodríguez Zapatero otra frase que pueden pasar a la historia: Garantizar la convivencia y no pensar con las tripas. Lo dijo a propósito de la política migratoria, pero igual –si no fuera del Barça- se lo podía haber dedicado a Fabio Capello. Y refiriéndose a ETA afirmó: La paz es incompatible con la impaciencia, o lo que es lo mismo, “para entonces, todos calvos”.   Blanco ha tenido su fin de semana glorioso aunque sigamos sin saber ni para qué se organizó la Conferencia, ni por qué se puso en marcha, ni qué fines perseguía, como no fuera hacerse fotos con los “victormanueles”. Eso sí, una foto en sepia. O sea, antigua y amarilla.    Posiblemente no vivía nada igual desde sus campañas electorales en las que pretendía llegar al ayuntamiento de su pueblo.    Un fin de semana en colores y que es de esperar que, pasados unos días, no empiece a “amarillear”.

·Publicidad·
·Publicidad·