Jueves 17/08/2017. Actualizado 20:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Afección a Podemos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Podemos debería agradecer, muy vivamente, la gestión política y los casos de corrupción de populares y socialistas, que le proporcionan, hasta el momento, votos y más votos.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Hay encuestas que colocan a Podemos como segunda fuerza política, tras el Partido Popular, en unas elecciones generales que se celebraran ahora.

Se supone que, disgustos aparte, a nadie puede sorprender este sondeo, con independencia de que a la hora de la verdad pueda no ser para tanto. ¿O sí?

Y es que mientras populares y socialistas se enzarzan en el consabido ‘y tú más’ y no acaban de ponerse de acuerdo sobre la tan manoseada ley de transparencia, los de Podemos siguen andando su camino y –por más que se les discutan formas y maneras, proyectos y ‘boutades’, barrabasadas y ocurrencias- van ocupando las sillas y, con la ‘virginidad política’ por bandera, atraen, al menos de momento, a un electorado que está más que harto de la política actual y de los políticos que soportamos.

`No todos los políticos somos iguales’, protestan algunos. Hasta Mariano Rajoy, que se permite el lujo de no hablar de corrupción y afirma que es ‘algo que no nos gusta’, dice que son pocos los que, por lo visto, no le gustan y que no hay que tomar la parte por el todo.

Y ese es el error. Todos los políticos son iguales y lo demuestran cada día las investigaciones o las filtraciones, o los sumarios, o los jueces, o los bancos extranjeros, o los paraísos fiscales o los registros domiciliarios. Todos iguales como clase o como casta, que dirían los de Podemos, aun salvando las individuales que, posiblemente sean las más, honradas y dignas de confianza.

Y ese es el poder de Podemos. Porque mientras unos se lamentan de la desafección de la sociedad española hacia los políticos pero no hacen nada para evitarla y cada día echan más leña al fuego, están engordando las urnas electorales de Podemos. De la afección a Podemos, los culpables son, con el resto de los partidos, fundamentalmente el Partido Popular y el Partido Socialista. Son ellos los que, con su gestión política y sus casos de corrupción, pueden proporcionar más votos a Podemos.

Vamos, que ahora que están buscando a sus líderes, podían nombrar a socialistas y populares miembros de honor de su formación.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·