Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Pero, ¿alguien le echó de menos?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Había que marcharse de España para no estar durante la visita del Papa y cualquier excusa era buena. Viaje por sorpresa y a otra cosa.

Estaba huido en Afganistán y allí dijo la vaciedad correspondiente a cada fin de semana. Con dos ministras como testigos, pero, al fin y al cabo, vaciedad.

José Luís Rodríguez Zapatero afirmó muy serio ante nuestros soldados en Afganistán: ‘no estamos aquí para quedarnos’. Ni Napoleón antes de Waterloo, habría pronunciado semejante desatino.

Habrá sido un alivio para los afganos saber que las tropas españoles no pretenden conquistar su país y anexionarlo, mediante la correspondiente operación militar, a la Corona de España. O sea que de expansionismo nada, que nadie se asuste que allí estamos de paso y para ayudar en lo que haga falta.

Había que marcharse de España para no estar durante la visita del Papa y cualquier excusa era buena. Viaje por sorpresa y a otra cosa. Problemas de agenda y todo solucionado. Que vaya Rubalcaba que es un buen negociador. Y además ya se ha encargado la prensa adicta de silenciar o tergiversar las palabras de Benedicto XVI, mientras se habla de las cuentas y de las previsiones de negocio de los comerciantes que, al parecer, es lo único que importaba de estos dos días a cierto tipo de informadores.

Y del ‘papamóvil’ a toda velocidad por las calles desiertas de Barcelona. Pero no es noticia, al parecer que la Monumental estaba llena de gente frente a las pantallas que transmitían el acto de la Sagrada Familia y por eso ni se menciona.

Todo sea por la alianza de civilizaciones. Hay que apresurarse a saludar al jeque de turno según sus ritos y su protocolo, pero ante el Papa de la Iglesia católica nos limitamos a una postura que no se sabe muy bien si viene provocada por un mal de próstata o porque el menisco está fastidiado por el baloncesto.

Era deseable que el presidente del Gobierno de los españoles, de todos los españoles, hubiera estado presente en las jornadas que Benedicto XVI ha pasado en España y, seguramente, muchos de esos españoles echaron en falta su presencia, pero de quien seguro nadie notó la ausencia, fue de José Luís Rodríguez Zapatero.

Estaba en Afganistán, pero no para quedarse. Lástima.

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·