Domingo 28/05/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… El seny vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sea por el sentido común del que, casi siempre hace gala Urkullu o porque el PNV tiene los pies en el suelo, lo cierto es que el nacionalismo vasco, sin crear cismas, sin pretender imposibles y sin burlar la ley, se está situando en su espacio natural en el tapete político.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Con las exigencias normales, arrimando el ascua a la sardina de sus ideas  y a los intereses de Euskadi, los nacionalistas vascos aprueban sus presupuestos, se preparan para colaborar con el Gobierno y, sin estridencias, están llevando su autonomía a una situación estable en lo social y más que aceptable en lo económico.

Es como si el seny catalán que, desde los últimos tiempos de Pujol a la maladada e inoperante gestión de Puigdemont, pasando por el nefasto mandato de Artur Mas, ha desaparecido  de Cataluña. se hubiera trasladado a Euskadi.

Sea por el sentido común del que, casi siempre hace gala Íñigo Urkullu o porque el PNV tiene los pies en el suelo, o ambas cosas a la vez, lo cierto es que el nacionalismo vasco, la derecha de Euskadi, sin crear cismas, sin pretender imposibles y sin burlar la ley, se sitúa en su lugar natural en el tapete político.

Lógicamente se han dejado querer y han hecho ‘sufrir’ a los populares; seguramente han exigido y habrán logrado más de lo que nos vayan a decir, pero es indudable que el camino elegido por los dirigentes vascos es el adecuado para lograr objetivos razonables y colaborar en la marcha general de España sin por ello renunciar a sus posiciones nacionalistas.

Aun sin pronunciarse con claridad, Ukullu nunca habla de independizarse de España e incluso ha aludido a la imposibilidad real de un planteamiento cerril en ese aspecto. Se refugia en el nacionalismo y de ahí no pasa.

Mientras el espectáculo de los separatistas catalanes- retorciendo la ley, arrogándose una pretendida soberanía del parlamento de Cataluña, jugando a hacerse  víctimas en aras de una supuesta democracia y reos de un Estado español totalitario y antidemocrático que prohíbe ‘poner las urnas’-  es, por lamentable, inadmisible.

Provocan rechazo, siembran dudas e inquietudes y están convirtiendo a Cataluña en un fiasco económico, al tiempo que provocan una fractura social de difícil recomposición.

Dos formas de entender derechos, de administrar libertades y de conseguir metas. La eficacia frente a la ineficacia y el seny catalán que parece haber cambiado de lugar.

Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·