Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El camino hacia la cultura, según César Vidal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la tienda, la dependienta sonrió. ¿El último libro de César Vidal? Sí, eso he dicho. Él nunca tiene un “último libro”, respondió molesta.

En la tienda, la dependienta sonrió.

-- ¿El último libro de César Vidal?

-- Sí, eso he dicho – Su gesto incrédulo no me sentó nada bien

-- César Vidal nunca tiene un “último libro” – Respondió molesta

-- De acuerdo, ¿“el camino hacia la cultura”? ¿Mejor así?

-- Si, es el último. Allí al fondo lo tiene

-- Gracias…

Me sentó mal, sí, pero tiene razón la librera. Eso del “último libro” de César Vidal es un concepto equívoco. Su “último libro” pudo salir antesdeayer, ayer o incluso hace sólo unos minutos. Pero yo quería el del fondo, el gordo, “El camino hacia la cultura. Lo que hay leer, ver y escuchar”. Me gustaría hoy recomendárselo y explicarles por qué.

Había escuchado hace algún tiempo a César Vidal anunciar la próxima salida de este libro. Anoté su nombre con interés, porque me pareció una idea muy original eso de escribir algo así como un “manual” de libros, canciones, películas, etc. que hay que conocer para poder circular tranquilamente por la calle, en pleno siglo XXI. Además de original, resulta especialmente útil en un tiempo en el que el sistema educativo no prepara lo suficiente a los alumnos, como para conocer en profundidad aspectos esenciales de la historia, el pensamiento, la música o el arte.

Lo llevo escuchando y leyendo toda la vida: “Es imprescindible leer a los clásicos”. Se dice así, sin más, en múltiples contextos. Y un día, viajando en autobús, escuché una divertida conversación entre un adolescente y su madre:

-- Mamá, ¿quiénes son esos a los que llaman “los clásicos”?

-- Unos, hijo...

Sin una cierta preparación, no es sencillo trazarse un plan para “leer a los clásicos”. Sobre todo, si no se han leído antes en la escuela. Uno nunca sabe por dónde empezar ni lo que se va a encontrar. Tratar de hincarle el diente en frío al Quijote, pasar de devorar tebeos a mordisquear a Platón, o engullir los “Siete libros de la historia” de Heródoto de golpe y porrazo, puede causar graves lesiones en una mente inexperta en estos terrenos. Por eso esta guía del director de “La Linterna” de la COPE resultará útil a muchas personas, de diferente edad y formación, que verán en ella una ocasión de oro para acercarse a la cultura.

Los más críticos dirán que las recomendaciones de este libro responden únicamente al particular criterio subjetivo de César Vidal, cosa que, por otra parte, resulta difícil de discutir. Sin embargo, el criterio de este doctor en Historia, Filosofía y Teología –además de licenciado en Derecho- resulta mucho más que fiable en cuanto a casi todos los ámbitos tratados en “El camino hacia la cultura”. Incluso en el campo de la música, donde César Vidal es un experto, por ejemplo, en la historia del country y el rock americano, como demuestra cada semana en su programa musical “Camino del Sur”.

Al lector no le quedará más remedio que aceptar esa subjetividad, pero lo hará con la tranquilidad de saber que el libro no es una sucesión de imposiciones, sino simples recomendaciones literarias o artísticas, bien justificadas y situadas, que cada uno bajo su criterio podrá seguir o no.

Lo musical, sin embargo, requiere una pequeña crítica al margen. Que de una selección de “90 discos de música popular del último medio siglo” sólo figuren cuatro discos españoles -¡Joan M. Serrat, Julio Iglesias, José L. Perales y Tino Casal!- resulta completamente insuficiente, teniendo en cuenta que la selección la hace un español. Desde mi punto de vista, quizá habría sido mejor –entonces- que no hubiera ninguno.

César Vidal es un divulgador enfermizo, un intelectual “no militante” por alergia al pensamiento único, un estudiante incansable, un escritor prominente, un académico de gran envergadura, un pensador sobresaliente y uno de los más respetados historiadores del momento. Con un bagaje intelectual tan abultado, “El camino hacia la cultura” puede interpretarse como un generoso regalo a todos sus lectores y oyentes, que frecuentemente se quedan maravillados con sus profundos conocimientos sobre cuestiones multidisciplinares.

“El camino hacia la cultura”, que es un regalo perfecto para ministros, ministras y profesores universitarios infectados de racismo nacionalista, se convertirá en pocos años en una obra imprescindible en cualquier biblioteca que se precie.

·Publicidad·
·Publicidad·