Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La clave del éxito de ‘El Gato al agua’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo siguen cada noche medio millón de telespectadores. Es el programa de mayor éxito entre las cadenas TDT de alcance nacional. Nadie logra hacerle sombra: ni Pedro J. Ramírez, ni Iñaki Gabilondo, ni el Canal 24 Horas de TVE. La clave de su éxito me la desveló uno de sus promotores.

Un artículo de...

Javier Fumero
Javier Fumero

Más artículos de Javier Fumero »

Coincidí con él hace unos meses, en un acto organizado desde Madrid por una importante empresa nacional. Nos habían invitado como periodistas, para unos días de trabajo y ocio en una estupenda ciudad de la costa española. Hubo tiempo para todo. También, para alguna que otra charla distendida.

Me acerqué a saludarle y lo felicité por el éxito arrollador de ‘El Gato al Agua’. Mencioné lo que han confirmado después las cifras de audiencia: el programa no tiene rival; nadie logra hacerle sombra. Por más estrategias que ha ideado la competencia, nada. Han cosechado fracaso tras fracaso.

Y no es que compita contra empresas de segunda división. Se las ha tenido que ver por ejemplo con un grupo mediático de la potencia de Unidad Editorial (El Mundo, Expansión, Marca, Telva, Diario Médico, Correo Farmacéutico) pero todo ha sido en balde. Por más dinero que ha invertido Pedro J. Ramírez en idear formatos similares para la televisión del grupo, Veo 7, no ha logrado nada: sólo ha cosechado sonoras derrotas. Y la apuesta ha costado ya varios millones de euros.

Mientras tanto, el espacio que dirige y presenta el periodista Antonio Jiménez no cede: sigue imparable, liderando los rankings, mes tras mes. El pasado 13 de octubre, sin ir más lejos, ‘El Gato al agua’ logró su emisión más vista, al reunir a 520.000 telespectadores y lograr un 2,7% de share.

Al mencionarle esa rivalidad entre Veo 7 y ‘El Gato’ fue cuando mi interlocutor de Intereconomía TV quiso explicarme la clave de todo:

-- “Yo le he pedido varias veces a Julio Ariza que me deje ir a visitar a Pedro J. Ramírez a su flamante despacho de la Avenida de San Luis para explicarle por qué su ‘Vuelta al mundo’ nunca logrará hacernos mella”.

Ante mi cara de extrañeza, continuó:

--Mira. Ni Pedro J. Ramirez, ni Iñaki Gabilondo desde CNN+, nos harán jamás ningún daño porque ellos intentan crear un debate equilibrado, plural, dando voz a todas las partes. Hacen un pastiche equidistante. Muy mono pero muy insulso. Nosotros, no. Nosotros no nos escondemos: hacemos un planteamiento neto, sin complejos. Y ahí están los resultados.

El razonamiento no tiene vuelta de hoja. Además, si alguien ha visto alguna vez el programa, responde prácticamente a la descripción que hiciera este profesional de la casa. Un planteamiento que a mí me recordó la intervención del desaparecido Jesús Polanco, extrañamente locuaz durante aquella memorable Junta General de Accionistas del Grupo PRISA celebrada en marzo de 2007.

Había pedido la palabra el accionista Ricardo Aroca para expresar públicamente su preocupación por las acusaciones de partidismo que la ciudadanía dirigía cada vez con más insistencia hacia los medios del grupo: El País, la Cadena SER, Cuatro… De repente, Polanco se hizo con el micrófono y se lanzó a tumba abierta. Como quizás alguien recuerde, entre otras cosas dijo lo siguiente:

-- “Nosotros tratamos de ser neutrales. Lo que ocurre es que es muy difícil, muy difícil, estar de acuerdo con la acción política de algunos partidos. Es muy difícil estar de acuerdo con todos; pero con algunos, por encima de otros”.

-- “Es muy difícil ser neutral cuando hay una de las partes que considera que vale todo, absolutamente todo, para recuperar el poder. ¡Oiga, las reglas del juego! Yo opino que si pudiéramos nosotros, el Grupo PRISA, colaborar para que en España hubiera un partido de derechas moderno, laico, con ganas de conservar lo que hay que conservar, y transformar lo que hay que transformar, lo apoyaríamos. Es lo que nos falta”.

Aquella intervención escoció enormemente al Partido Popular de Mariano Rajoy, que anunció un boicot a todos los medios del Grupo Prisa mediante una nota que decía: “Las declaraciones ponen en evidencia el profundo sectarismo de Jesús Polanco, desvanecen cualquier pretensión de imparcialidad del Grupo Prisa y comprometen la capacidad de cualquiera de los medios que lo integran de informar de manera veraz y objetiva”, acusaba el PP.

¿La clave del éxito de El País y la Cadena SER (líderes en prensa escrita y radio, respectivamente) estará también precisamente en esa supuesta falta de neutralidad?

Por el momento, a quien parece irle muy bien con este planteamiento es al programa nocturno de Intereconomía TV.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·