Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Todo hay que decirlo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los fines de semana dan mucho de sí para el observador. Se lee, se escucha y se ve de todo. Y pasado el aluvión es bueno remansar los acontecimientos y decir lo que hay que decir.

 

Hay que decir que los chantajes de Carod, como todos los chantajes, son un saco sin fondo y además, como todos los chantajes, no van a acabar bien. Igual que no se puede mentir a todos durante todo el tiempo, tampoco se puede sonreír a todos, siempre.

 

Hay que decir que la comisión del 11M empieza a oler mal y es necesario abrir las ventanas para que entre el aire y las puertas para que entren todos los que tienen algo que declarar, como en las aduanas.

 

Hay que decir que el Tato era un torero que dio pie a una frase hecha que ha sido empleada de forma desafortunada por don Mariano Rajoy.

 

Hay que decir que de la cumbre de Costa Rica, con el Tato o sin él, lo único relevante ha sido, desgraciadamente, el terremoto.

 

Hay que decir que en la visita del Presidente de Venezuela, "el compañero" Chávez, a la estación de Atocha, había a su alrededor demasiados uniforme militares que no eran los corrientes y habituales por estos pagos. ¿Ejército extranjero para velar por la seguridad del "compañero"?

 

¿Hay que decir que en el fútbol español siempre ha habido jugadores negros que han merecido los elogios, el respeto, los silbidos, los aplausos y el reconocimiento del público igual que los demás futbolistas. Ben Bareck, Didí, Vavá, Ronaldo, Ronaldinho, Waldo, Roberto Carlos Mauro Silva, Donato... Y hay que decir que el racismo, por desgracia para la humanidad, es otra cosa y que para energúmenos, no negros, sino morados de whisky, los espectadores británicos en todas sus nacionalidades y en todas sus modalidades.

 

Hay que decir que ya está bien de las tonterías, dentro y fuera del campo, de Luis Aragonés.

 

Hay que decir que Madrid no se puede paralizar cada dos por tres y que lo de las eléctricas ya pasa, es un chiste, de castaño oscuro.

 

Hay que decir que el Barcelona de los brasileños, portugueses, holandeses y algún catalán que otro, pasó por la piedra al Real Madrid de los británicos, franceses, portugueses, brasileños y algún madrileño que otro y que le pudo colocar una goleada de escándalo, pero que solo le metió tres goles, uno prácticamente de Roberto Carlos y Casillas en propia meta, y otro de penalty.

 

Hay que decir que el Madrid de Florentino es un equipo pasado de años, empezando por Raúl que lleva muchas temporadas en primera división y que o se afronta una renovación a fondo o el calvario va a durar varias temporadas.

 

Hay que decir que el Barcelona está haciendo un gran fútbol pero muy lejos del "dream team" de Cruyff y compañía y que el Barça, que todavía no ha cumplido la sanción de un partido con el Camp Nou cerrado, tiene el público peor educado de la liga española y a ese público hay que preguntarle si es racismo antiportugués la pita continua a Luis Figo.

 

Y hay que decir que hay que pedir disculpas y pedir perdón aunque no se sepa por qué, simplemente porque está de moda entre nuestros políticos. Y uno, que no quiere ser menos, se disculpa por haber dicho lo que " a lo mejor no hay que decir".

·Publicidad·
·Publicidad·