Sábado 01/10/2016. Actualizado 01:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El enemigo de la publicidad ¿está dentro?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Falta sólo un cuatrimestre para que finalice este movido año. Son varias las asignaturas pendientes del sector publicitario y el tiempo apremia. El final de julio no pudo ser más preocupante.

 

Las declaraciones exclusivas a “El Periódico de la Publicidad” de Félix Vicente, presidente de McCann Erickson (primera agencia de este país), anunciando su salida irrevocable de la presidencia de la Asociación Española de Agencias de publicidad (AEAP) al entender que “muchos compañeros se han equivocado de enemigo” dejan entrever que hay un tomate bien gordo. Un tomate que se empezó a liar cuando algunos miembros de la AEAP se dejaron intimidar por algunas agencias a la hora de decidir el reparto de poder en la asociación.

 

Parece evidente que la desunión mostrada por la asociación hace un flaco favor a las propias agencias. No quiero ni imaginar qué estarán pensando los clientes, la Administración Pública... de esta especie de guirigay. Da la impresión de que esta herida tardará en curarse y no cicatrizará mientras la AEAP no muestre una mayor unidad.

 

Creo que plantear el problema como una lucha de poder entre grandes y pequeños es un craso error, aunque entiendo que todo el mundo luche por sus garbanzos. Sin embargo, esta especie de luchas internas no creo que beneficien a nadie y dan una pobre imagen al sector que no se merece.

 

La AEAP debe sentar la cabeza y resolver los problemas que se le van acumulando como los concursos masivos de la Administración Pública, la nueva legislación estatal en materia publicitaria (Ley de Violencia de Género), la remuneración de las agencias por parte del cliente, el futuro del festival publicitario español El Sol, etc. Estos sí que deberían ser los verdaderos problemas del sector.

 

El tiempo sigue corriendo y no parece adecuado perderlo en disputas y polémicas internas. Recuerdo una vez cuando un amigo me decía en tono de guasa sobre el servicio militar: “No te confundas, el enemigo está dentro”. Pues eso. Que nadie se confunda.

·Publicidad·
·Publicidad·