Miércoles 18/10/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Desde la felicidad hacia el compromiso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hasta casi finalizado el siglo pasado, cualquier joven que iniciara su vida laboral en una empresa tenía la profunda convicción de que su andadura profesional finalizaría también en ella.

Portada de 'Desde la felicidad hacia el compromiso' de Santiago Ávila. Portada de 'Desde la felicidad hacia el compromiso' de Santiago Ávila.

Un artículo de...

Santiago Ávila
Santiago Ávila

Más artículos de Santiago Ávila »

Pero ya no es así, ninguna persona razonable tiene en su mente la perspectiva de que su discurrir laboral curse en una sola organización.

La sociedad actual se encuentra sumida en un cambio constante y, como consecuencia, tanto la comunidad como la familia son retadas regularmente en su conservadurismo. Nuevas formas de relación y convivencia, de estructuras políticas y empresariales, se presentan como equilibrios inestables de pretéritos desequilibrios. Todo lo que se anunciaba firme y monolítico ha mutado a líquido y sutil.

Cuando el cambio devenía pausado y predecible lo demás se presentaba como  estático e inamovible; de ahí que determinados valores, formas de vida y relación, adquirieran la condición de inmutables. El período de aclimatación, siendo tan amplio, propiciaba la idea de seguir instalados en la vieja rutina.

El compromiso, entendido en una de sus acepciones por la RAE como obligación contraída, tendría como contrapartida  la confianza de su cumplimiento. Pero el ambiente social actual nos empuja a preguntarnos: ¿Qué ha pasado con la confianza? ¿Qué es lo que ha ocurrido que cada vez confiamos menos? 

A entender de Bauman, la precariedad, en forma de inseguridad (posición, derechos y medios de subsistencia), de incertidumbre (continuidad y futuro laboral), y de desprotección (del propio cuerpo, del propio ser y de sus extensiones: posesiones, vecindario, comunidad), se presenta como  un paisaje de lo más habitual en las regiones más desarrolladas del globo; tal es así, que la desconfianza se ha instalado tanto en las relaciones  sociales como laborales.

Y de eso trata el libro de la editorial Pearson Desde la felicidad hacia el compromiso; de la necesidad del entendimiento de lo que el compromiso necesita para que se exprese en un camino de ida y vuelta. Para que una empresa, haciendo todo lo posible por propiciar un nido laboral de lo más confortable, reciba el compromiso de quien trabajando en ella decida corresponder.

¿Cómo te has sentido cuando tu opinión no ha sido escuchada? ¿Y cuando el trato recibido se concreta desconsiderado o tu cometido carece de sentido? ¿Decepción, desasosiego, malhumor, quizás malestar, quizás un dolor punzante en el pecho, quizás…? Esas son las preguntas a las que la empresa comprometida debiera dar respuesta adecuada.

El libro se concreta como una invitación a transitar por un recorrido que iniciándose en la felicidad finaliza en el compromiso; compromiso que debiera plasmarse en la escucha atenta de opinión, en el trato digno y considerado, y con un marco de referencia ético al cual poder acomodar la conducta.

Porque liderar/liderarnos es hacer bien el bien; ser eficaz sin más no es el camino.


Santiago Ávila

Profesor de EAE Business School


*Desde la felicidad hacia el compromiso puede adquirirse directamente en la página web de la editorial Pearson.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·