Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

A golpe de encuesta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

De seguir así podemos acabar con el mercado inmobiliario, con las opas de las eléctricas, con los soldados españoles en el extranjero o con la cúpula de Batasuna

Las encuestas políticas nunca han hecho demasiada fortuna en España. Los sondeos preelectorales no son un dechado de aciertos y las famosas encuestas ‘a pie de urna’ de las jornadas electorales siempre reflejan resultados bastante alejados de la realidad.

Proliferan las consultas y por ellas nos enteramos de quiénes son los políticos más valorados, cuál es la situación de los partidos, los escaños que se les auguran y la distribución del voto en las distintas circunscripciones. Son cifras públicas y que incluso tienen sus intereses en cuanto que, en según qué casos, su publicación puede ser interesada.

Pero hay otras encuestas que son las que manejan los partidos, encuestas internas y cuasi secretas y de una circulación muy restringida dentro de los mismos cuarteles generales. Y son precisamente esas las que más podían interesar a los ciudadanos por cuanto son las que se suponen más serias y menos dadas a la propaganda.

La única forma que hay de saber el cómo y el cuánto de esos sondeos es –como diría un sociólogo- hacer una proyección de resultados: un magnífico índice de por dónde van las cosas es estudiarlos a partir de las promesas electorales o de las decisiones que se toman desde el Gobierno. Es en el mismo Partido Socialista en el que por los pasillos de Ferraz se hacen cábalas de cómo irán las encuestas -que manejan Blanco y pocos más- por las declaraciones del presidente Rodríguez Zapatero en los mítines, por las promesas de la vicepresidenta Fernández de la Vega tras el Consejo de Ministros e incluso por las actuaciones procesales del juez Garzón.

Son muchos los miembros del ‘aparato’ del Partido Socialista que, ayunos de datos, se orientan de la situación por los golpes de timón del Ejecutivo o por las declaraciones de lo líderes del partido.

Quiere esto decir que se está gobernando a golpe de encuesta, que así como los gobernantes de los países democráticos barajan las fechas en las que convocarán elecciones en función de cómo van los posibles resultados, aquí –fijada la fecha, aunque sólo lo sabe el Rey- el Gobierno y el Partido Socialista hacen y deshacen en función de los resultados que sus augures les van colocando encima de la mesa.

No es bueno el procedimiento, sobre todo porque nos quedan unos meses un tanto problemáticos. De seguir así podemos acabar con el mercado inmobiliario, con las opas de las eléctricas, con los soldados españoles en el extranjero o con la cúpula de Batasuna no se sabe muy bien dónde.

·Publicidad·
·Publicidad·