Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La hora de los “trainee”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la llegada del verano las empresas abren sus puertas a los jóvenes universitarios para que inicien sus primeros pasos profesionales como becarios. Todos los que hemos pasado por este aro sabemos de lo que estamos hablando. Recuerdo que cuando terminé la cerrara de Periodismo –tampoco fue hace tanto-, en mis primeras prácticas percibí la suma de 60.000 pesetas (de las de antes) por tres meses de trabajo. El horario que cumplí era el mismo que el del resto de los empleados fijos. Eso sí, tuve la suerte de contar con un jefe que siempre me ayudó y me dio la oportunidad de demostrar mi valía. Siempre le estaré agradecido.

 

Los futuros publicitarios de este país viven en este periodo una situación similar. Con el inconveniente de que, muchos de ellos, llegan a las agencias más perdidos que un pulpo en un garaje. Es labor, por tanto, de los responsables de cada departamento (Cuentas, Creatividad, etc) sacar lo mejor de cada uno de ellos. Descubrir el talento no es fácil. Sólo los buenos ojeadores han dado estrellas al mundo del fútbol como Maradona o Ronaldinho. Las estrellas –sea la profesión que sea- escasean. Están contadas. Lo complicado es descubrirlas. Pienso que para eso es necesario que estos jóvenes sean ‘apadrinados’ en lo que es su primera experiencia laboral.

 

Es verdad que algunos de estos jóvenes están muy verdes y encima llegan exigiendo. Estos no suelen acabar bien. Sin embargo hay otra ‘especie’ formada por esas personas discretas que, sin hacer ruido, se dejan la piel por demostrar su valía. Esto no significa que sean unos trepas (estos tienen un futuro muy negro). Simplemente son personas inconformistas, que piden ayuda, que no se quejan gratuitamente, que absorben como esponjas, que escuchan, que son autocríticas. Con esta predisposición es fácil que algunas de ellas acaben formando parte de los “trainee” que acaban quedándose en la agencia tras el periodo de prueba.

 

Repito. Para eso hace falta que los “trainee” tengan un lazarillo a su lado. Alguien con experiencia que les oriente, les anime y les estimule. Está en juego el futuro de la publicidad de nuestro país. Está en juego la cantera española. Como me decía una vez un buen amigo: las ramas secas se caen solas. El talento, permanece.

 

Pues eso.

·Publicidad·
·Publicidad·