Viernes 18/08/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Tú en ti

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La unilateral retirada de la campaña muestra lo que ha escocido. Su moralidad es la colaboración con el poder contra la vida.

La tesis del golpe de mano del juez Blackmun del Supremo –Americano es que el aborto era un problema moral como la anticoncepción. En consecuencia, la intervención del Estado en la privacy de la mujer era ilegítima. Así, sin base en la Constitución, el Supremo de Estados Unidos se puso a legislar, lo que ha redundado en su descrédito. Se entiende que en esta perspectiva el esfuerzo abortista era mantener en la “nebulosa” la situación previa al nacimiento. Cuando, por ejemplo, Nathanson (el rey del aborto) se convirtió, el esfuerzo abortista se centró en evitar que sus evidencias sobre la vida prenatal y el efecto del aborto directamente sobre el feto se difundiesen. En España, la censura ha tenido un notable éxito con una agresividad feroz sobre todo profesor que intentó mostrar el grito silencioso. Hay que evitar que los jóvenes vean lo que sucede, todo bajo la peculiar tesis, no explícita, según la cual una joven puede abortar pero no asistir a una película con lo que sucede durante un aborto.

La opinión pública norteamericana giró sobre el aborto, pese a la terrible presión del Establishment , cuando comenzó a considerar que la cuestión era básicamente un problema de derecho a la vida y no de moral sexual o intromisión del Estado en la misma. Es muy posible que un fenómeno semejante se produzca en España en un tiempo más o menos cercano. De hecho la última agresión legal de los radicales ha tenido la virtud de reactualizar el debate y debe decirse que los partidarios de la vida se han mostrado mucho más convincentes que hace veinte años.

La misma Conferencia Episcopal ha estado muy acertada en su iniciativa “tú en ti” que sitúa a la joven ante la evidencia de una presencia que ella misma intuye. “Alguien” ya existente, diga lo que diga Bibi.

La unilateral retirada de la campaña muestra lo que ha escocido. La compañía con esto no manifiesta tanto una actitud cobarde sino una colaboración directa en la ocultación del crimen, una toma de partido por la muerte frente a la vida, un alineamiento con el Establishment liberal. Dirán que no se meten en cuestiones morales pero realmente censuran la evidencia de lo que ocurre en torno al aborto. Su moralidad es la colaboración con el poder contra la vida.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·