Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

En memoria de Manolo Mené

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mené no era un primera fila, era un músico trabajador, didáctico y entregado a su guitarra. Falleció el pasado jueves 25 de noviembre dando clases en el conservatorio de Arganda del Rey. En los años de mayor brillo del pop español, era el guitarrista de Mamá. Mamá fue un grupo fundamental para el pop español. Su historia, condenada al olvido, ayuda a comprender mejor la trayectoria de grupos tan importantes como Los Secretos y Nacha Pop. Los Secretos se cansaron de hacer versiones de Mamá. “Nada más” es quizá la más conocida de todas ellas. José María Granados, líder de Mamá, es hoy reconocido por los críticos musicales –que cada vez son menos- como uno de los mejores letristas del país.

Me sumo a Jota –de Los Planetas- o a la gente de Dover y me niego al olvido de Mamá. El grupo se formó en 1979 y realizó su primera actuación en el Homenaje a Canito (fallecido batería de Los Secretos). Para muchos este homenaje -que contó con la participación de Los Secretos, Nacha Pop y Tótem entre otros- fue el inicio de la llamada Nueva Ola del pop español.

De ese concierto surgió un contrato discográfico para Mamá. La historia terminó pronto en lo comercial. De 1980 a 1982. Pero Mamá se consolidó en ambientes musicales como un emblema del pop español. Grupo de culto, dicen.

A mediados de los 90, Mamá volvió a reunirse para grabar un disco en directo con sus canciones. En él colaboran Jaime de Sexy Sadie, Cristina de Dover y Enrique Urquijo de Los Secretos. Se trata de uno de los directos más sólidos de la historia de la música española. Manolo Mené logró darle una fuerza tremenda a todas las canciones gracias a su poderosa guitarra.

Hoy Mamá no existe más que en el recuerdo de los nostálgicos o en las discotecas de algunos afortunados. Su líder, José María Granados, ofrece en pequeñas dosis su gran talento a través de discos en solitario de limitada edición o colaboraciones esporádicas (Danza Invisible, Modestia Aparte...).

Manolo Mené se había consolidado en los últimos años como guitarrista profesional tocando para otros artistas, creando un estudio de grabación e impartiendo clases de guitarra en el conservatorio de Arganda del Rey. Actualmente estaba enfrascado en sacar adelante el nuevo disco de un grupo llamado 69 Revoluciones.

Miguel Gutiérrez “Guti”, batería de Mamá, ha dejado un mensaje muy emotivo en el foro de la web del grupo 69 Revoluciones: “Siempre sonreía, contaba anécdotas y chistes, amenizando las esperas de nuestros conciertos o las reuniones tras ellos. Cuando Mamá se disolvió, como era un grupo de amigos por encima de una banda de rock, seguimos viéndonos mucho. Hasta la semana pasada.”

Guti también envía un mensaje de ánimo al grupo 69 Revoluciones a través del citado foro: “Manolo nos hablaba de vosotros y se le caía la baba, estaba absolutamente convencido de que vais a triunfar.”, tras esto pedía al grupo que el nuevo disco saliese adelante finalmente.

Conocíamos por sus canciones que era un extraordinario instrumentista y compositor, ahora sabemos por sus amigos que además era una buena persona. El jueves, un infarto y su guitarra voló de sus manos para siempre. Deja tras de sí una vida dedicada a la música. Aviva el recuerdo de Mamá e invita al repaso de la historia reciente del pop español.

Yo también deseo que 69 Revoluciones siga adelante con ese disco porque será la mejor forma de homenajear a Manolo Mené.