Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Las mentiras, insultos y navajeos del PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“A cada insulto, una propuesta; a cada descalificación, una idea; a cada exageración, una sonrisa” pontificó hace semanas Zapatero

 “A cada insulto, una propuesta; a cada descalificación, una idea; a cada exageración, una sonrisa” pontificó hace unas semanas como guía de campaña para los suyos, ese devaluado rey del “talante” que es el Presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero.

Pues como decía el otro, y a la vista de lo que el PSOE y Zapatero están diciendo y haciendo en estos ya diez días largos de campaña electoral, ¡menos mal! que formuló ese anuncio. De nuevo, una vez más, se puede comprobar que Zapatero anuncia una cosa y tanto él como los suyos, hacen exactamente la contraria. Pongamos algunos ejemplos, insisto, sólo de los últimos quince días.

El Fiscal General del Gobierno que no del Estado, Cándido Conde-Pumpido, dijo el pasado día 13 en el periódico “independiente” de la mañana que “si los dirigentes de Batasuna manifiestan que ANV es su opción, este comportamiento podría ser un indicio adicional para su futura ilegalización”. A las pocas horas, el portavoz del brazo político de ETA, Pernando Barrena, efectivamente, pide el voto de forma expresa, con papeleta en mano, para ANV y entonces ¿qué sucede? Pues que al Fiscal le entra lisa y llanamente el “cangelo” por haberse visto pillado en un declaración que incomoda al “proceso de paz” de su jefe Zapatero e inicia una marcha atrás que deriva en que el pasado jueves llegara incluso a decir, en el colmo de la desvergüenza, que su duda era si la Fiscalía no se había excedido, impugnando tantas listas de ANV.

Desconozco si la pasta de la que está hecho Conde Pumpido es de la misma fábrica que la del candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, Miguel Sebastián que ha protagonizado el hecho mas deleznable y miserable de la campaña electoral al preguntar por tres veces en un debate en TVE a su contrincante, el actual Alcalde de la capital de España y candidato a la reelección por el PP, Alberto Ruiz Gallardón, si tenía alguna relación con alguna de las personas imputadas en la denominada operación “Malaya” al tiempo que blandía una foto de la persona aludida, Montserrat Cogulla.

Como dijo el propio Gallardón en el debate, hace falta estar muy desesperado para recurrir a ese tipo de artimañas que por otra parte descalifican y definen perfectamente a quienes las utiliza. Sebastián, aparte de haber demostrado ser, desde el punto de vista humano, una persona “de quinta división”, le ha puesto muy difícil a Zapatero poder cumplir el compromiso que al parecer adquirió cuando le endosó a dedo el “marrón” de ser candidato a la Alcaldía de Madrid: “tranquilo Miguel, que si pierdes, te recupero para el Gobierno de España como ministro de Economía”.

¿Se atreverá Zapatero a cumplir esa promesa? ¿Se atreverá a nombrar a una persona que ha demostrado tan poca talla humana y moral al emplear una cuestión de la vida personal de otro candidato como arma arrojadiza? ¿Se atreverá a aupar a importantes responsabilidades políticas a quien está bajo la sospecha y más que sospecha de haber utilizado la oficina que tenía en la Moncloa como asesor del Presidente para intentar hacer y deshacer OPAS o poner y quitar presidentes de Instituciones financieras a través del reparto de dossieres?.

Claro que Zapatero se atreverá a eso y a mucho más, porque es precisamente él quien marca la “hoja de ruta” a todos estos desmanes. Cuando un Presidente de Gobierno miente, y Zapatero lo ha hecho en reiteradas ocasiones a lo largo de su mal llamado “proceso de paz”, lo que está es señalando el terreno para que sus subordinados hagan lo mismo.

Si el Presidente afirma sin que se le mueva un músculo que en el caso de las listas de ANV se ha aplicado estrictamente la ley de Partidos, ¿que impide a De la Vega, Blanco o López Garrido intentar convencer a los españoles, sin sonrojarse, que el Gobierno ha conseguido que Batasuna no se presente a las elecciones del próximo domingo?

Si ahora se descubre que el PSOE ha mantenido, ¡nada mas y nada menos!, veinticinco reuniones en los últimos años con el brazo político de ETA, la “hoja de ruta” de Zapatero indica claramente que hay que negarlo y, ¡faltaría mas!, acusar al PP de deslealtad por no apoyar al Gobierno en su “lucha”contra la banda terrorista.

Si la pauta de conducta marcada por Zapatero es el recurso a la mentira, a la tergiversación absoluta de la realidad, a hacer todo lo contrario de lo que se dice, ¿Por qué Conde-Pompidu o Sebastián o todos los palmeros mediáticos del Gobierno –eso sí, cada vez van quedando menos y más mediocres- no van a hacer lo mismo?