Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Hay miedo a las promesas de Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este hombre lo trastoca todo. Nos cambia la Constitución, transforma España, se monta una monarquía republicana…

Este hombre lo trastoca todo. Nos cambia la Constitución, transforma España, se monta una monarquía republicana, desvía el curso de los ríos y hasta reescribe la historia. Pero el colmo es que ha conseguido que sus promesas nos asusten y que roguemos a la Divina Providencia que no se le ocurra cumplirlas.   De siempre el gran reproche de los ciudadanos a los políticos, la demanda por excelencia de gobernados a gobernantes, ha sido aquello de que no cumplen sus promesas electorales.   Ya lo decía Tierno.   Pero Rodríguez Zapatero ha traído a la política otras formas, otro talante. Todo en él es progreso y cosas distintas a las que estábamos acostumbrados: él promete y cumple y los ciudadanos -cada vez que escuchamos una de sus promesas- nos ponemos a temblar y a rogar para que no las cumpla.   La última promesa la ha hecho en Baracaldo- pueblo industrioso de la margen izquierda de la Ría de Bilbao- zona obrera dónde las haya. La promesa la ha hecho en un mitin del Partido Socialista que, posiblemente, no sea el lugar ni la ocasión más apropiada para declarar que, en unas semanas, abrirá el proceso negociador con ETA.   En Junio comunicaré a las fuerzas políticas que iniciaré el proceso de diálogo para ver el fin de la violencia con la banda ETA. Y ya estamos todos temblando porque éste se empecina en las promesas y las cumple.   Sin ir más lejos, en otro mitin dijo aquello de Pascual...lo que venga del Parlamento de Cataluña... y se ha montado.   No había terminado el flamante Ministro del Interior de decir que no hay convicción de que ETA quiera poner fin a la violencia, cuando el Presidente del Gobierno se tira a la piscina y, para pasado mañana, nos comunica que ya está convencido y que va a empezar a negociar.   Se ha tirado a la piscina en Baracaldo y, a estas alturas, los españoles no sabemos si la piscina tiene, o no tiene, agua. No tenemos la más mínima información de lo que está ocurriendo con ETA y si el Presidente tiene informaciones que incluso no le han llegado al Ministro del Interior.   Los datos más claros e inequívocos nos los proporciona Otegi y nunca son tranquilizadores y mucho menos dan pie a pensar que la banda terrorista abdica de sus postulados.   Pero Rodríguez Zapatero llega al mitin de Baracaldo y dice que todo está claro y que empieza la negociación en Junio.   Y el problema no es que lo diga sino que va, y lo cumple.

·Publicidad·
·Publicidad·