Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Una y mil veces con Los Secretos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Secretos ya estaban de vuelta de todo hace años, ahora han dado una vuelta más y ya se las saben todas.

Han vuelto a sacar un disco Los Secretos. Es tal vez su disco más importante en esta nueva etapa. Cuando murió Enrique Urquijo, líder de la banda, el grupo lanzó un disco homenaje con varias versiones de Los Secretos interpretadas junto a artistas amigos. Después lanzaron un recopilatorio grabado en directo acústico y un nuevo disco llamado ‘Sólo para escuchar’. Fue la primera vez que Álvaro, Jesús y Ramón se encerraron a escribir y componer canciones sin el gran Enrique Urquijo.   Los que éramos seguidores de Los Secretos pero, sobre todo, apasionados de la música y las letras de Enrique, hemos llevado muy mal su desaparición. Muchos hemos exigido al grupo seguir haciendo canciones como las que hacía el fallecido líder de la banda. Su hermano, Álvaro Urquijo, actual referencia de Los Secretos, ha trabajado duro para mantener el espíritu del grupo y a la vez recolocar musicalmente a la banda en una nueva dirección, ante la imposibilidad de poder seguir escribiendo canciones exactamente iguales a ‘Quiero beber hasta perder el control’ o ‘Buena Chica’.   Me atrevo a decir que hasta hemos sido injustos con Álvaro Urquijo. Aún sabiendo que la magia de Los Secretos era ese dúo compositivo de ambos hermanos, le hemos intentado exigir que haga su parte y la de Enrique. Hemos olvidado que Álvaro es un extraordinario músico que hasta llegó a editar por su cuenta un álbum en solitario con canciones maravillosas como “Por el bulevar de los sueños rotos”, “Como en un cuento” o “Sólo para jugar”. Incluso dentro de Los Secretos escribe temas como “Soy como dos”, “Qué sólo estás” o “Balsera”.   Supongo que tampoco ha Enrique le hubiera gustado ver cómo ha tratado a Álvaro Urquijo un sector importante de los seguidores de Los Secretos y de los críticos y periodistas musicales durante los últimos años. Tanto se ha hurgado en el pasado de Los Secretos, tanto se ha comparado el “antes” con el “ahora”, tantos se han beneficiado de las desgracias ajenas en este tiempo, que Álvaro empieza a decirlo claro ahora.   Lo dice lanzando un disco con Los Secretos en un momento clave. Es ahora cuando los fans de Enrique Urquijo empezamos a entender y a aceptar que Los Secretos ahora son otra cosa, que ha habido una evolución obligada, pero no a peor. Los músicos han madurado, los letristas del grupo –tanto Álvaro, como Jesús Redondo y ahora también Juanjo- vuelven a emocionarnos con sus historias. Y han logrado en este nuevo disco, ‘Una y mil veces’, algo que muchos creíamos ya imposible: al menos la mitad de las canciones interpretadas por Álvaro Urquijo, las podría cantar perfectamente Enrique. Cosa que no sucedía en su anterior trabajo. Por eso puede decirse que han acertado, porque vuelven a ser los de siempre, pero mejores.   Y Álvaro también lo dice claro en entrevistas como la que le hicieron el pasado 1 de mayo de 2006 en El Heraldo de Aragón. En principio, el actual líder de Los Secretos acudió a la entrevista –como muchas otras que están haciendo estos días- para promocionar su nuevo álbum. Pero la destreza del entrevistador o las ganas de hablar del entrevistado, le llevaron a reflejar mejor que nunca su estado de ánimo. Allí cuenta que está harto de que se intenten aprovechar de él, harto de “buitres que coquetean con la morbosidad de la muerte”, harto de que le hablen del pasado, de la Movida y de un montón de cosas más. Pero transmite al final un mensaje positivo: Los Secretos están al margen de todo, siguen su camino con honestidad, ilusión y rectitud y están en un gran momento.   Yo añado algo más a las conclusiones de Álvaro Urquijo en la citada entrevista: Los Secretos ya estaban de vuelta de todo hace años, ahora han dado una vuelta más y ya se las saben todas. Y eso les ha permitido hacer canciones como “Nos vemos en abril”, “No está todo mal” o “Nos quisimos sin querer” en su nuevo álbum.   Decía Santi Alcanda, hablando del nuevo disco, que “nunca han sonado mejor Los Secretos”. Y es cierto: suenan como nunca, nos emocionan como siempre y, además, tienen las cosas claras. Y para colmo, el gran José María Granados, fiel a las tradiciones, sigue aportando letras al grupo. No se puede pedir mucho más.

·Publicidad·
·Publicidad·