Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

De nieto a abuelo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay abuelos que han hecho los deberes de lingüística juvenil todos los años anteriores y que sólo necesitarán una brevísima puesta al día este verano.

Es inevitable. Y hermoso. Cada verano muchos abuelos se ven obligados a comunicarse con sus nietos, a los que a veces no ven en todo el año. Los padres de las criaturas, gracias a la convivencia diaria, entienden mejor el lenguaje juvenil del momento, pero quienes no están acostumbrados a conversar con adolescentes durante todo el año pueden llegar al verano habiendo perdido lo que antes se llamaba “la onda” y ahora se llama “el rollo”, “la movida”, “la crema”, o “el tilín”. Puede que lo de “el tilín” todavía no esté muy extendido, pero créanme que es mejor que “el tolón”, que conocimos de niños gracias a una pesadísima vaca lechera que no era una vaca cualquiera.

El lenguaje de los niños y de la calle se mueve en espiral. Su evolución tiene forma de muelle. No conozco muy bien las razones, pero las palabras reaparecen varias veces antes de extinguirse y se muestran de forma intermitente antes de consolidarse. Nacen de cualquier idiotez televisada, como es sabido, y se conservan maravillosamente en el caldo de cultivo de nuestro actual sistema educativo.

Por lo que he podido investigar, hay abuelos que han hecho los deberes de lingüística juvenil todos los años anteriores y que sólo necesitarán una brevísima puesta al día este verano. Para su tranquilidad, les avanzo que “la olla” sigue siendo “la cabeza”, que “la peña” sigue siendo “la gente”, y que “friki” continúa sirviendo como adjetivo comodín cuando queremos decir que un tipo se parece bastante a Montilla.

Sería imposible convertir un solo artículo en un completo diccionario juvenil, pero para tratar de echar un cable a esos abuelos incapaces de entenderse con sus nietos, detallo a continuación algunas de las principales expresiones que están de moda este verano –o vuelven a estarlo- entre los adolescentes, y su correspondiente traducción y aclaraciones:

-         “Qué risas con tu madre”: tu madre es muy graciosa.

-         “Eres un matao”: estudias o trabajas, en lugar de ser un ni-ni.

-         “Soy un ni-ni”: ni estudio, ni trabajo.

-         “Soy un ni-ni-ni”: ni estudio, ni trabajo, ni tengo intención de hacerlo nunca.

-         “Fijo que la liamos parda esta noche”: seguro que lo pasamos muy bien esta noche.

-         “Ayer la liaste parda” (si lo dice un amigo): ayer lo pasamos genial a tu costa.

-         “Ayer la liaste parda” (si lo dice la novia): ayer te comportaste como un idiota.

-         “Ese grupo son unas risas”: Atroz manejo de la concordancia gramatical que pretende expresar que en ese grupo hay gente muy graciosa.

-         “Estás empanao”: estás como el líder de la oposición ante la sentencia del Estatut.

-         “Eres un crack”: eres el mejor. “¡Josico, eres un crack!” se grita a Josico en la calle, con un cubata en la mano, después de que Josico haya pateado un contenedor de basura y haya propinado un cabezazo a una señal de tráfico.

-         “Pedrito está rayante últimamente con lo de su novia”: Pedrito está muy pesado desde que su novia se fue con Josico.

-         “Me mola mazo la roja”: me gusta mucho la Selección Española de Fútbol.

-         “Pagar a pachas” (a las doce de la noche): pagar a medias.

-         “Pagar a pachas” (a las cuatro de la mañana): primero paga tú lo mío que después ya pagas tú lo tuyo.

-         “Levantar el currele”: quitarle a alguien su puesto de trabajo.

-         “Me da yuyu”: se refiere a la sensación que produce en la gente normal tocar una serpiente venenosa, acudir al dentista, o encender la televisión a la hora de los magazines de tarde.

-         “Eres más bolero que Luis Miguel”: ingeniosísima forma de referirse a cierto político español para denunciar su empeño en aparentar que no posee bienes, ni pisos, ni nada de nada.

-         “Vas todo maqueado”: vas muy bien vestido. Expresión de cierta crueldad que se emplea cuando alguien de pésimo gusto ha intentado vestir fatal y lo ha conseguido.

-          “Daremos un rulo this night”: haremos una pequeña ruta cultural por los locales nocturnos de moda para debatir sobre la influencia de Caravaggio en las primeras etapas de evolución artística de Velázquez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·