Martes 22/08/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El 10 de noviembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se acabaron las luchas dialécticas de la ilegalidad de la consulta o del derecho de los catalanes a votar. El 10 de noviembre comienza la etapa de la política.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Los problemas con Cataluña no acaban el 9 de noviembre sino que, precisamente, empiezan el día 10.

 El día después, para unos y otros, acabadas las cantinelas del ‘que nos dejen votar’ y la otra de que ‘se trata de una consulta ilegal’, es cuando los políticos, de uno u otro signo, van a tener que remangarse e intentar resolver el problema.

Tanto si Artur Mas se salta la legalidad a la torera y saca las urnas -supuesto bastante improbable-  como si acata lo dicho por el Tribunal Constitucional y no hay consulta, el 10 de noviembre comienza una nueva etapa.

 Si ha habido votación, además de las consecuencias jurídicas, habrá resultados y será muy difícil que el que se considere ganador no los lance a los cuatro vientos y los utilice políticamente. Si no se ha votado empezará la batalla política en la que todos tendrán que dar la talla.

Artur Mas, en su delirio, ha convertido Cataluña en uno de los más graves problemas con los que se enfrenta el Gobierno de Mariano Rajoy. Y, aun suponiendo –que es mucho suponer- que se haya acertado en mantener la situación solamente en el plano jurídico sin entrar en el político, lo cierto es que desde el día 10 habrá que fajarse, única y exclusivamente, en planteamientos políticos.

Si a todo lo anterior añadimos la proximidad de las distintas convocatorias electorales, el más que previsible cambio en el panorama de las fuerzas políticas, la casi segura necesidad de alianzas ante la ausencia de mayorías absolutas e incluso el aconsejable cambio de caras en algunos partidos, la política, pura y dura, está servida.

En Cataluña, ya, ni a Mariano Rajoy le servirá de parapeto la ilegalidad de la consulta, ni a Artur Mas la valdrá de nada seguir plañendo por el derecho a votar.

Va ser la hora de los políticos con altura de miras y con sentido de la responsabilidad.

La duda es saber si están por ahí. 

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·