Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El mes de la foto, una oportunidad única para conocer el París de otros tiempos a través de fotógrafos, medio poetas-medio aventureros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es posible ver como Roger Henrard casi se come la ciudad con su cámara, siendo testigo de cómo recupera la Luz, aquella ciudad negra y sucia del París de posguerra.

En plena época de la imagen numérica, el Mes de la Foto 2006 consagra 65 exposiciones, principalmente en museos y galerías parisinas, a rendir homenaje a los viejos métodos de papel y cliché.   Hay para todos los gustos. Una, particularmente interesante para los buenos conocedores de la capital francesa, está expuesta en el museo Carnavalet. Son 65 imágenes en banco y negro de París, tomadas por Roger Henrard entre 1948 y 1970, que permiten observar las transformaciones sufridas o, mejor dicho, vividas por la ciudad antes y después de las grandes remodelaciones llevadas a cabo por Malraux, Pompidou o Mitterrand.   Henrard logró lo que casi nadie obtuvo: un permiso para sobrevolar París cuando quería y a la altura que necesitara, no como los militares de la época que fotografiaban a bordo de bombarderos reciclados a gran altura. Roger Henrard casi se come la ciudad con su cámara, siendo testigo de cómo la ciudad negra y sucia del París de después de la guerra recupera su nombre de la Ciudad de la Luz, mientras que los barrios más populares van desapareciendo dejando paso a una inexorable urbanización.   En la Biblioteca Histórica de la Ciudad de París han desempolvado otro tesoro: 500 placas de Hyppolite Blancard, un fotógrafo desconocido, rico farmacéutico, que tuvo la idea de realizar un reportaje en la primavera de 1871, cuando los comuneros se negaron a capitular ante los Prusianos y se sublevaron contra el gobierno de Thiers.   ¿Y quién no conoce la célebre fotografía de “El beso” frente al Hotel de Ville? La imagen de dos enamorados, que luego la historia se ha encargado de demostrar que eran dos actores, y que se ha convertido en todo un símbolo de París. Su autor, Doisneau, también es homenajeado. Le consagran una exposición en el Hotel de Ville, “Doisneau, Paris en liberté”. Los organizadores han elegido 280 de los 450.000 clichés que dejó tras de sí. Los más simbólicos, pero también otros menos conocidos que reflejan el alma de poeta de Doisneau.

·Publicidad·
·Publicidad·