Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Los primeros en Europa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace pocos días el Gobierno socialista de Zapatero empapeló los medios con una campaña encaminada a animar a los españoles para votar en el referéndum de la Constitución Europa. Bueno, más bien nos animaba a votar “sí” o “sí”. A parte de estas disquisiciones, me gustaría hacer algunas apreciaciones sobre la campaña. Me llama mucho la atención que con lo crispados que están los ánimos mediáticos y políticos, el Ministerio de Exteriores de Moratinos haya tenido la genial idea de utilizar en esta ocasión la imagen de Iñaki Gabilondo, buque insignia de la Cadena SER. Sí, también aparece Luis del Olmo. Pero, y ¿por qué no está Federico Jiménez Losantos? La respuesta es clara. Pero no creo que esta estrategia sea recomendable para animar a los votantes del PP, que por ciento no son moco de pavo. Tampoco sé muy bien cómo reaccionarán los sufridos atléticos al comprobar que en los anuncios sólo aparecen dos exfutbolistas: Cruyff y Butragueño. Uno ex barcelonista y otro ex madridista. Supongo que alguien habrá pensado en esta circunstancia. Lo de elegir a Loquillo todavía lo entiendo menos. No sé si será porque ha salido baratito o porque Moratinos tiene toda la colección discográfica de este cantante. ¿Será un ‘guiño’ a la progresía española? Ni idea... Resulta increíble que éste y no otro sea “el elegido”. Esperemos que encima no esté afiliado el PSOE porque entonces la cosa cantaría la traviata. Además, es evidente que los jóvenes sí conocen a Loquillo, pero mucho me temo que no es un personaje universalmente reconocido en nuestro mundo musical. No me imagino a la cada vez más abundante Tercera Edad escuchando y menos aún bailando un tema de este tipo. La campaña me parece más bien normalita y discreta. Comprendo lo delicado del asunto, pero precisamente por eso se debería haber tenido más cuidado a la hora de seleccionar los testimoniales. Una ocasión perdida de demostrar que también somos de los primeros en creatividad y no sólo en Europa.

·Publicidad·
·Publicidad·