Lunes 05/12/2016. Actualizado 10:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Cuando los fans regalaban joyas y existía verdadera paridad...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este lunes, la sala de subastas Drouot saca a la venta un conjunto de joyas pertenecientes a la actriz Françoise Fabian. Sortijas, pulseras o pendientes del siglo XIX o principios del XX, que fueron ofrecidas a la actriz por sus admiradores con ocasión de la salida de diferentes películas.

Me pregunto si esto ocurre todavía. ¿Existen hoy esos hombres capaces de ofrecer un bracelete de oro esmaltado de finales del XIX, como hizo Pierre Lazareff, patrón del diario France-Soir con ocasión del estreno de “La Puce à l’oreille”? Y, en nombre de la paridad, ¿es que tiene lugar en la actualidad realizar semejantes excesos para expresar admiración ante una dama?   François Fabian desde luego disfrutó de la pasión de sus admiradores. Considera que estuvo mimada por la suerte cuando era joven. Le gustaban los aderezos 1900, y sobre todo los trabajos de esmeraldas traslúcidas de Lalique, de Vever y de Fouquet, había hombres deseosos de ofrecérselos y ella se dejaba querer.   Ahora, en lugar de tenerlos en el joyero, cada vez que quiere ponerse un collar, unos pendientes o una sortija, tiene que acudir a la caja que tiene en el banco. Para librarse de semejante esclavitud ha preferido, como el común de los mortales, pasarse a las joyas de fantasía.   Como su hija, heredera natural de todos esos tesoros con su pequeña historia cinematográfica, no quiere saber nada de joyas, François Fabian ha decidido darles salida a través de una subasta. Es la oportunidad para los cinéfilos y admiradores de la actriz francesa, conocida por sus papeles en “Belle de jour” de Buñuel, “Raphaël” de Michel Deville o “Madame Claude” de Just Jaeckin, de hacerse con un pequeño tesoro.