Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Las rosas no tienen ojos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No se trata de que socialistas y populares vayan de la mano, que no van a ir, pero sí sería deseable que no se cerraran tantas puertas

La reunión en el hotel Amara de San Sebastián fue para mirarse a los ojos. Además -según dijo Patxi López- ya no habría más encuentros hasta que Batasuna fuera legal.   En pocos días las cosas cambian y ya se anuncian más miradas a los ojos mientras –es un suponer- se gana tiempo para inventar la manera de que el brazo político de la ETA se conforme a la Ley de Partidos.   Pero el diablo las carga y el Partido Popular edita un video en el aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco y ese video no gusta en el Partido Socialista de Euskadi. Las manifestaciones de aquellos días, las declaraciones de los allegados, las risas de los etarras en el tribunal que los juzga no son un buen reclamo para quienes confían en el llamado proceso de paz. Hasta ahí todo entra dentro de lo normal y de lo previsible.   Pero he aquí que el video termina con una serpiente enroscada al tallo de una rosa y –por alusiones- el Partido Socialista de Euskadi se encabrita y Rodolfo Ares exige la retirada inmediata del video y amenazan con querellarse contra los populares.   Se supone que en el “enroscamiento” la serpiente pretendía mirar a los ojos a la rosa, pero como las rosas no tienen ojos la operación falló y la alegoría quedó coja. Una pena.   Lo de la serpiente y la rosa –mirándose o no a los ojos- ya había sido “inventado” por el periódico Gara  y ningún socialista –tan aficionados ellos a esto de la inspección ocular- había dicho esta boca es mía, pero en cuanto se les ha ocurrido a los del Partido Popular poner en contubernio visual a la serpiente y a la rosa se han sentido dignos –que ya es sentirse- y amenazan con que se van a los tribunales.   ¿Puede un partido político que pretende gobernar en España apropiarse de la “metáfora” desafortunada de un periódico como Gara? Con independencia de que cada uno es muy libre de equivocarse como quiera, incluso con rosas y serpientes, esta vez la cúpula del Partido Popular en el País Vasco no ha estado demasiado afortunada. Miguel Ángel Blanco, su vida y hasta su muerte, tiene -o debería de tener- argumentos muchos más sólidos para dejar al descubierto las vergüenzas de sus asesinos.   Como dicen los cursis, la deriva que ha tomado la política en el País Vasco está dejando muy pocas salidas al entendimiento entre formaciones políticas que, por su importancia en el resto de España, están llamadas a entenderse más pronto que tarde.   Es un error pensar que los asuntos de Euskadi se van a decidir solamente en Euskadi por mucho que Rodríguez Zapatero lo diga de boquilla. A la hora de la verdad no será fácil hacer nada sin el Partido Popular, y si los puentes están todos derruidos el volverlos a construir va a costar demasiado.   No se trata de que socialistas y populares vayan de la mano, que no van a ir, pero sí sería deseable que no se cerraran demasiadas puertas, entre otras razones porque las serpientes –las rosas no- sí tienen ojos, miran fijamente, hipnotizan y envenenan.

·Publicidad·
·Publicidad·