Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La televisión oficial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Instrucciones para leer este artículo: mantenga una postura firme, la espalda recta y la cabeza bien alta. Lea el siguiente texto imitando el tono de voz del Nodo y dotando a las imágenes que le evoque de esa peculiar textura cinematográfica del renacido “Noticiario documental”. Comencemos…

 

“Desde hace un año, disfrutan los pueblos de España de democracia, de un Estado de derecho y de una televisión de calidad. En el año 1982, comenzó un periodo de crecimiento y bienestar gracias a la política innovadora del Partido Socialista Obrero Español, que modernizó las infraestructuras del Estado e impulsó la economía.

 

Tras una serie de escándalos, que perjudicaron a la imagen del Partido, la derecha se hizo con el poder y comenzaron ocho años de lúgubre gobierno y manipulación. El 14 de marzo de 2004, se confirmó la tendencia percibida en las elecciones locales de 2003 y el Partido Socialista ganó las elecciones. La guerra de Iraq, la mala gestión de la catástrofe del Prestige y la huelga general dieron paso a una etapa de diálogo y talante que será recordada como la de la alianza de las civilizaciones. El Estado español camina hacia un futuro esperanzador de la mano del Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero…”.

 

A continuación, responda brevemente a las siguientes preguntas: ¿A qué partido político le debemos el avance de nuestra sociedad?; ¿qué color definiría mejor la situación actual?

 

Rosa o multicolor, como la bandera homosexual. Ésta es la sensación que a uno le queda tras escuchar al lúcido ministro Caldera en 59 Segundos y ver la serie documental sobre los cien años de historia del PSOE en la segunda cadena de TVE.

 

Soy consciente de haber realizado en las líneas anteriores un ejercicio de propaganda y demagogia, aunque reconozco mi incapacidad para hacerlo con tanto nivel como el Partido Socialista en el “noticiario documental” emitido durante los últimos domingos.

 

¿Se imaginan ustedes qué hubiera pasado si Televisión Española hubiese programado un documental sobre la historia del centro-derecha español durante los años de gobierno del PP? No es muy difícil de imaginar: todos los pancarteros en la calle, pantalla en negro en TVE como protesta por la manipulación y “pásalos” de móviles.

 

No puedo dar crédito al descaro de una televisión pública que emite un documental histórico –aunque yo más bien lo definiría como “propagandístico”- del partido que gobierna y producido por su fundación –“Fundación Pablo Iglesias”-, sin aportar la visión del principal partido de la oposición. Sin duda, es una manera efectiva de reescribir la historia ofreciendo una visión unilateral, interesada y sesgada y disfrazándola de servicio público. En esta línea, los dirigentes de TVE han justificado su emisión alegando que es un programa de “interés general”.

 

¿Alguien en su sano juicio puede pensar que un partido político va a realizar un documental objetivo sobre su pasado y su papel en la historia de un país? Pues así es como lo han presentado, sí señor. Lo más grotesco de este circo es que nadie haya levantado la voz.

 

Posiblemente, al señor Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía, le haya fascinado este nuevo “nodo” tanto como el régimen dictatorial de Castro y su televisión, cuyas prácticas programáticas estamos importando para modernizar TVE y que, desde hace bastante tiempo, tan bien funcionan en Canal Sur –cadena autonómica líder en audiencia y manipulación.

 

Vamos caminos de consolidar una televisión oficial de espaldas a los ciudadanos. Transcurridos los nueve primeros días de mayo, La primera sigue tercera con un 18,4% de share, seguida muy de cerca por el conjunto de las autonómicas con un 18,2%.  Como casi todo, esta circunstancia también tiene su lado positivo: cuanta menos audiencia tenga TVE, menor repercusión tendrán los intentos de propaganda. Así de claro.

 

Televisión Española debería ser de todos y, tal como proclama el lema de sus informativos, ofrecer “la información que tú pides”. ¿Acaso no habías pedido tú un documental sobre los cien años del PSOE? Yo, desde mi ventana, todas las mañanas escuchaba gritos de súplica de mis vecinos. Ahora, una vez emitido, guardan silencio llenos de gozo y felicidad mientras yo duermo plácidamente.