Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Que te vaya bonito

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un miedo terrible. Eso me provocan los homenajes. Sean del tipo que sean. Ahora unos artistas españoles rinden tributo a Méjico. A través de sus canciones. Y temblaba cuando me llegó el disco. Hasta las canciones más bonitas se pueden destrozar. Ya no hay ninguna que esté a salvo. 21 artistas españoles han grabado sus versiones de clásicos mejicanos y esto lo ha editado WMI bajo el título “Que te vaya bonito. Un tributo a Méjico”. En contra de lo esperado se trata de un buen disco. Tal vez pueda explicarme mejor. Desde luego que a mí me pone muy nervioso esa versión de “La Bamba”, marcada por la “rumba y cachondeo”, de Los Delinqüentes. No es mi estilo, ni acabo de entender muy bien una versión así. Pero es que después he escuchado a Bunbury haciendo “Aunque no sea conmigo”, a José Mercé con “El Rey” a ritmo de palmas y guitarras españolas, al Lichis de La Cabra Mecánica convirtiéndose en Cantinflas —en el buen sentido- para clavar con desgarro “La Adelita” y a Revólver prestando su voz a la ranchera con “Juan Charrasqueado”. Y entonces, lo he entendido todo. A todos, sin excepción, mi enhorabuena. Porque han logrado lo que nunca se consigue en un disco homenaje: han dotado a cada canción de un sello propio, respetando a su vez la esencia de la misma. Y esto no es una tarea sencilla. Pero siempre hay que destacar el trabajo de alguien cuando se escucha un disco de varios artistas. Y esta vez, como otras tantas, no tengo dudas. Aunque es opinable, por supuesto, creo que Quique González, Iván Ferreiro y Los Secretos elevan al cielo sus respectivas versiones de “Contrabando y traición”, “Pa todo el año” y “Volver, volver”. Quique González parece que ha vivido toda la vida en una cantina mejicana después de esta versión. Iván Ferreiro impregna de sutileza su triste ranchera. Y el clásico “Volver, volver” no es una novedad en la discografía de Los Secretos. Aunque para esta ocasión han grabado una nueva versión, esta vez, lógicamente interpretada por Álvaro Urquijo. Y los resultados han sido excelentes. A los mayores, a quienes llevan toda la vida escuchando “La Adelita” y “Volver, Volver” en sus versiones originales, les temblará el pulso escuchando este disco. Es normal. Sin embargo, quien sea capaz de desprenderse de prejuicios y trate de indagar por donde navega cada artista en cada corte de este nuevo álbum descubrirá varias joyas dentro de “Que te vaya bonito”. No se debe valorar si grupos como Pereza, Los Delinqüentes o Belén Arjona son los más apropiados para participar en este disco. Lo que debe admirarse es que esta gente casi novel se adentren en este tributo a la ranchera y el bolero, llevando las canciones respetuosamente a su terreno. Sólo se hecha en falta un nombre en este homenaje. Alguien debería haber incluído alguna versión de Jose Alfredo Jiménez cantada por Enrique Urquijo. El fallecido líder de Los Secretos se declaró siempre el fan número uno en España del rey de las rancheras. Le habría encantado figurar. Y habría hecho, probablemente, la mejor versión. Este disco sirve además para demostrar alguna cosa más. El Lichis, Revólver y Pereza suman puntos en su particular competición por ver quién participa en mayor número de discos tributo. Y me parece muy bien su presencia porque son de los que suelen acertar con sus versiones. Otra cosa, quizá más subjetiva, queda bastante clara: Los Secretos son el mejor “pasado presente” del pop español y Quique González es el mejor “futuro presente” del pop español. Y el gallego Iván Ferreiro está en un excepcional momento de forma. Las versiones originales de estas canciones mejicanas han aguantado años. No envejecen. Veremos que dicta el tiempo sobre estas versiones.