Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Acaba la misión en el Congo liderada por Francia y Alemania y desarrollada por los legionarios españoles en primera línea y en los enclaves más peligrosos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los grupos tácticos franceses y alemanes estaban desplegados fuera del país, en Gabón. Se prepara la vuelta de las tropas españolas después de cuatro meses en la República de El Congo. Allí nuestros soldados han velado, bajo bandera de la ONU, por el normal desarrollo de las elecciones celebradas en el país africano de las que resultó vencedor el candidato- y hasta entonces presidente- Joseph Kabila.

España ha formado parte desde el pasado 30 de junio del contingente de la EUFOR que apoya a los cerca de 17.000 soldados que bajo bandera de misión de observación de la ONU han cuidado por el normal desarrollo de las elecciones presidenciales en El Congo. El regreso de las tropas está previsto para mediados de este mes, aunque hoy mismo comienza la recogida y el repliegue de los efectivos.

Los soldados españoles han vigilado el tranquilo ejercicio democrático en el proceso electoral que finalizó el pasado 29 de octubre con la segunda vuelta de las elecciones en las que se enfrentaban el actual presidente Joseph Kabila y su ex vicepresidente Jean-Pierre Bemba, líder rebelde.

La EUFOR está formada por efectivos de España, Alemania y Francia entre otros países, siendo las tropas españolas las que han ocupado las zonas más conflictivas de la misión en el país. Casi 26 millones de congoleños estaban convocadas a las urnas en ambas cuestaciones. Vigilaron los comicios cerca de 2.000 observadores internacionales (300 de ellos europeos).

Para lograr la tranquilidad en estas jornadas, las tropas españolas han realizado misiones de presencia y vigilancia en Kinshasa, la capital, donde se han producido la gran mayoría de disturbios en este tiempo. El papel principal de la Misión europea ha sido desempeñado por el grupo Táctico español y la Compañía de Intervención rápida española (FCIR) como reserva de la fuerza.

Mientras tanto los grupos tácticos de Francia y Alemania permanecían emplazados en Libreville, en Gabón, país vecino, a la espera de ser convocados en caso de necesitarse refuerzos. Las tropas españolas realizaron 310 patrullas hasta el 28 de octubre, víspera de la elecciones. En ellas han recorrido más de 100.000 kilómetros por las castigadas carreteras del país africano.

Las actividades realizadas por los soldados españoles en estos cuatro meses se han ampliado –una vez más- a la sociedad civil, una cualidad que hace a nuestras tropas las más apreciadas en las misiones en el extranjero. Así por ejemplo, España propuso, financió y lideró el proyecto ‘Europa Solidaria’ cuyo objetivo ha sido la rehabilitación integral de tres escuelas públicas en Kinshasa. Además el contingente español ha gestionado la financiación de una máquina de diagnóstico de SIDA y un lote de medicamentos para un centro clínico de atención a mujeres.

A esto se añade la campaña puesta en marcha por el ministerio de Defensa junto al diario Qué! del grupo Recoletos para la recogida de medicamentos, dinero y alimentos no perecederos para dos centros médicos y una escuela de formación profesional.

En su tarea diaria nuestros soldados reconocen que la relación con la población civil ha sido más dificultosa y el contacto con la misma más limitada que en otras ocasiones. Se han dado gestos hostiles, mejorando la percepción de las tropas españolas tras la actuación de nuestro legionarios en los disturbios ocurridos tras el secuestro de un grupo de diplomáticos internacionales el pasado 21 de agosto.

Como nota final, el contingente de la Legión española culminó ayer su misión en el marco de la fuerza de la Unión Europea en la República Democrática del Congo (EUFOR DRCongo) con la entrega de seis toneladas de ayuda humanitaria enviadas por una iniciativa de instituciones españolas denominada 'España Solidaria'.