Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El último relevo en Afganistán desmiente el perfil exclusivamente humanitario de las tropas españolas: viaja un equipo de señalizadores de objetivos para ataques

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Fuerzas Armadas españolas en Afganistán no sólo realizan tareas humanitarias o labores de apoyo al gobierno afgano. El último relevo incluye un grupo de Adquisición y Control de Apoyo de Fuegos (ACAF) de la Infantería de Marina. Un hecho que Defensa evita mencionar en sus comunicados.

El Ministerio de Defensa que dirige José Antonio Alonso no quiere dar publicidad al envío de este singular grupo de la Infantería de Marina a Afganistán. Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, en el último relevo a la zona se incluye, efectivamente, un equipo de Adquisición y Control de Apoyo de Fuegos (ACAF) formado, aproximadamente, por una decena de infantes.

Estos equipos están adiestrados para la conducción de armas de apoyo, fuego naval y de artillería; también son expertos en control aerotáctico avanzado. Los integrantes de ACAF están entrenados en técnicas de infiltración, evasión y escape, incluyendo paracaidismo. Es decir, están capacitados para dirigir misiones de aviones de combate de la OTAN y para el enlace, coordinación y dirección de toda clase de fuegos de apoyo para ataque a objetivos.

Los equipos de ACAF se encuentran dentro del Grupo de Artillería de Desembarco (GAD) de la Infantería de Marina. Un grupo de estos infantes participó en la toma de la Isla Perejil junto con los miembros del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ahora, previsiblemente, los infantes relevarán a los equipos TACP -Tactical Air Control Party- del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC). Los miembros del Ejército del Aire realizaron misiones para ataques aéreos con aviones aliados en Afganistán. 

Además de los miembros de la ACAF, el relevo en tres rotaciones que ha preparado Defensa para los próximos días contempla desplazar a Afganistán más de 400 militares procedentes de la Brigada de la Legión (BRILEG) “Rey Alfonso XIII”, efectivos de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 22 (AALOG 22) de Granada, así como miembros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET).

Curiosamente, como decimos, las notas oficiales del Ministerio de Defensa no mencionan a los infantes de la ACAF entre el contingente que viaja.

Según informa Defensa, el nuevo contingente -denominado ASPFOR XIX- operará durante los próximos cuatro meses en Afganistán “constituyendo el Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) en Qala-e-Naw, provincia de Badghis, y la Compañía de Reacción Rápida (QRF) del mando regional oeste con sede en Herat”.

Hay que recordar que, además de las misiones de reconstrucción de la zona y de apoyo al Gobierno afgano, un grupo de 52 militares españoles también están adiestrando en combate a la Brigada número 1 del 207 del Cuerpo de Ejército afgano, con base en Herat.